FAROLA El pueblo que mejor clima tiene de toda Europa y está en Málaga

Panorama

Rajoy y Sánchez se culpan en Galicia del bloqueo político

  • La campaña electoral gallega arranca entre acusaciones mutuas de "obstruccionismo" y peticiones para garantizar la gobernabilidad

Sin novedad en el frente. Con un día de retraso por el accidente ferroviario de O Porriño, Pedro Sánchez y Mariano Rajoy arrancaron ayer la campaña electoral gallega de la misma forma en la que acabaron el último debate de investidura: enrocados en sus posiciones y culpándose mutuamente del bloqueo en la política española. El único matiz es su intención confesa de no repetir en Galicia la parálisis institucional en la que está inmerso el Gobierno central.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acusó al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de tener una "táctica obstruccionista" que daña a España y que amenaza con hacerle perder mucho más que el tiempo, y le advirtió que los españoles no se merecen "ni un día más" un Ejecutivo en funciones. Rajoy, que intervino en el acto celebrado por el PP gallego en la plaza de toros de Pontevedra en apoyo a su candidato a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió la sensatez para permitir que España tenga un Gobierno en plenitud de funciones. Aprovechando unas palabras previas de Feijóo en las que reconoció que dudó si volver a presentarse, subrayó que "en tiempos de dificultad los que se tienen que quedar son los buenos". "Que se vayan los malos", apostilló.

Rajoy recordó que el Gobierno cumple ya 263 días en funciones, y señaló al secretario general del PSOE como el "responsable" de esa situación debido a su "táctica obstruccionista". Además, ante las elecciones en Galicia, avisó de las consecuencias que puede tener que gobierne "una colección de partidos, plataformas y grupos de amigos que ahora se presentan a las elecciones".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, confesó, también en Galicia, que ve al presidente de la Xunta y candidato a ser reelegido por tercera vez el día 25, Alberto Núñez Feijóo, sumiso a los intereses de Mariano Rajoy. En una comida mitin en Cerceda (La Coruña), en la que el líder de los socialistas arropó al aspirante de su partido a la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, remarcó que Núñez Feijóo en dos mandatos no ha tenido "ni una mala palabra para sus jefes en Madrid ni una buena acción para los gallegos", dado que siempre antepone los intereses de Mariano Rajoy "a los derechos y libertades de los gallegos" y por eso "merece perder el gobierno".

En cuanto a España, defendió que por supuesto necesita un gobierno "con urgencia", pero no "cualquiera", sí uno "limpio, decente, dialogante, creíble y social" y "nunca lo podría presidir una persona como Mariano Rajoy". El líder socialista explicó que la negativa de su partido a investir presidente a Mariano Rajoy no obedece a una "cuestión personal". "Nuestro adversario no es Mariano Rajoy como persona, nuestro adversario se llama desigualdad, corrupción y desempleo", refrendó.

También cargó contra el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que hoy visita Vigo, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que decían ser "capaces de entenderse para cambiar la política en nuestro país y hoy ya no se hablan". Por ello, les pidió que "levanten sus vetos cruzados", puesto que manteniéndolos lo único que hacen es mantener el bloqueo que pesa sobre España.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios