Personajes con sabor

Paula Coronas: La música como forma de vida

  • La intérprete más brillante de la música contemporánea española acude a nuestra cita en el emblemático Mesón Mariano

Mariano Martín (i), propietario, junto a Paula Coronas y Juan Luis Pinto. Mariano Martín (i), propietario, junto a Paula Coronas y Juan Luis Pinto.

Mariano Martín (i), propietario, junto a Paula Coronas y Juan Luis Pinto. / Paco Menjivar

La invitada que traemos hoy a nuestra sesión es una de las intérpretes más brillantes y destacadas de la música contemporánea española. Malagueña, para nuestra satisfacción y con un currículum de esos que llenan a uno de orgullo. Paula Coronas es además de concertista, profesora titular del Conservatorio Profesional Manuel Carra; doctora en Comunicación por la UMA, vocal de Música del Ateneo, directora artística del ciclo Miradas al Sur y directora de la revista musical Intermezzo.

Entre sus numerosos galardones cosechados, destacan el Premio Andalucía, el Premio Cultura Ateneos de Andalucía, primer Premio Internacional de Ibiza, primer Premio Internacional Pio Tur, premio especial de Interpretación Marisa Montiel, Premio Ciudad de Melilla, Premio Ciudad de Berga, Premio Samuel de los Santos (Albacete), Premio Jóvenes Concertistas, entre otros.

Su música, interpretada dentro y fuera de nuestras fronteras, es de una fuerza desgarradora tal que envuelve al espectador en olores, voces, lugares, imágenes y sensaciones, las mismas que siente esta virtuosa intérprete cuando se hace una con el piano. Su piano, ese amigo que nunca le falla y que siempre está ahí, como un apéndice más de su cuerpo. Señoras, señores, con todos ustedes Paula Coronas.

El restaurante: Mesón Mariano

Raúl Sola sirve a los comensales. Raúl Sola sirve a los comensales.

Raúl Sola sirve a los comensales. / Paco Menjivar

El emblemático restaurante Mesón Mariano, de la céntrica calle Granados, templo gastronómico conocido y reconocido por miles de malagueños nos acogió para este encuentro. Diez personas conforman la plantilla del restaurante que cuenta con sus especialidades más destacadas el chivo y las alcachofas.

El propio Mariano Martín Navas, propietario del establecimiento desde hace más de 30 años, nos recibió con la calidez de un amigo y el entusiasmo de un profesional. Ha querido además la casualidad, que esté en estas fechas celebrando su 50 aniversario entre fogones. Fue allá por 1969 cuando comenzó Mariano a rodar en ese apasionante mundo de la cocina. Nuestra felicitación al maestro Mariano. Muestra de su bien hacer quedó refrendado durante la comida que nos presentó. Ahora les cuento.

La invitada: Paula Coronas

Paula Coronas Paula Coronas

Paula Coronas

Con el tiempo justo entre clase y clase, pudimos realizar este interesante encuentro. Agradecemos mucho a Paula Coronas el esfuerzo que ha tenido que hacer para atendernos. Una mujer que vive a salto entre Madrid y Málaga y que no desperdicia un solo segundo de su valioso tiempo.

Y mi primera pregunta fue interesarme por si se consideraba profeta en su tierra. “Málaga es mi cuna y me considero muy afortunada por el cariño que recibo de los malagueños. Sí, tengo la suerte de ser profeta en mi tierra”. Y la faceta pedagógica, a pesar de ser una extraordinaria intérprete, no es algo demasiado común. “Es cierto. Yo tengo mucho trabajo, pero nunca dejaré de impartir clases. La pedagogía es un complemento a mi carrera, a mi propia formación".

"Es realmente una pena que la música no esté plenamente integrada, pero de verdad, en la escuela, desde pequeños. Dándole el espacio que se merece en la formación de una persona. La música desarrolla la comunicación, la concentración, la propia convivencia”. ¿Y por qué el piano y no otro instrumento? “(Silencio) El piano es el instrumento que me atrapó, por su versatilidad, por su riqueza musical, es el más completo. La música es mi vida y a partir de ahí proyecto todo lo demás. Es una lengua viva, un arte que se transmite en tiempo real. La música tiene el poder de transportarnos a momentos mágicos. La vida sin música no tendría sentido”.

"Existieron multitud de compositoras extraordinarias, desconocidas al firmar con seudónimo”

La vehemencia con que Paula habla sobre la música y su piano le invitan a uno a reflexionar. Me interesé por el momento que vive la música española tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. “La música española está en un gran momento. No hace falta salir de España para descubrir grandes talentos, aunque hay que reconocer que nos falta un camino por recorrer en la especialización musical. Y fuera de nuestras fronteras, en variados conciertos que he dado sobre compositores españoles, me piden numerosos bises. Nuestros compositores son muy apreciados”.

¿Y los compositores malagueños?. “ (Su rostro se ilumina) Lo máximo. Tengo un disco que se llama Raíces, dedicado a los compositores malagueños. Lehmberg Ruiz, Mijtana, González Palomares, Del Campo, Ocón. Hemos tenido grandes compositores. Me gustaría mencionar de manera especial a Eduardo Ocón. Considero que Málaga no le ha dado el sitio, el reconocimiento del que realmente es merecedor. El fundó la Sociedad Filarmónica de Málaga con una pléyade de artistas de primer nivel. Aprovecho para felicitar por los 150 aniversario de la Sociedad Filarmónica de Málaga”.

Nunca es tarde para corregir este tipo de olvidos. “De hecho en el próximo mes de febrero voy a dar un concierto en el Museo Thyssen en un programa donde se resalta la figura de Manuel Ocón, como pintor, y su hermano Eduardo Ocón como músico. Va a ser una especie de reconocimiento”. Pues habrá que tenerlo presente para no faltar a tan singular cita.

Tenemos en España, en Madrid concretamente la única orquesta europea conformada exclusivamente por mujeres. ¿Qué te parece?. “(Silencio) En el Ateneo creamos la Atenea Camerata exclusivamente con mujeres. Es muy triste que tengamos que realizar actos de este tipo para dar más visibilidad a la mujer. Han existido multitud de mujeres compositoras a lo largo de la historia, extraordinarias, pero totalmente desconocidas. ¿Sabes por qué? Porque la mayoría firmaba con seudónimo. Afortunadamente yo personalmente jamás he notado algo así. Esa situación está cambiando, aunque no podemos bajar la guardia y seguir trabajando para dar mayor visibilidad a la mujer”.

¿Qué significó para ti presentar mundialmente en Málaga Alba de los Caminos. “Un momento único en mi carrera. Tener la suerte de interpretar música compuesta por el maestro Antón García Abril, para que yo la interprete es algo indescriptible. Antón García Abril es ya como de mi familia. He tenido y tengo el privilegio de convivir con un compositor de esta talla. Es una obra de gran frescura y de madurez dentro de su carrera. Todo un lujo “. Como un lujo es realizar esta crónica a esta brillante mujer. Y continuamos durante la comida.

La comida

Uno de los platos Uno de los platos

Uno de los platos

Como les decía, encontramos exultante al amigo Mariano por la efemérides de su 50 aniversario entre fogones y quiso hacernos personalmente un recorrido por sus platos más emblemáticos. Y nos dejamos llevar de su mano.

Para comenzar con un clásico de la casa, el amigo Raúl Sola, unos de los componentes del equipo de sala del establecimiento, nos presentó una “Ensalada Mariano” compuesta de alcachofas, tomates, fresas y anchoas. Realmente buena. Para acompañar este y los siguientes platos, descorchamos una botella de Javier Sanz blanco, selección de bodegas Lara. Seguidamente unas alcachofas que en esta ocasión venían salteadas y acompañadas por jamón ibérico. Un plato realmente bueno.

Uno de los platos Uno de los platos

Uno de los platos

Continuamos con nuestra interesante conversación y le pregunté si la música realmente amansa las fieras. “(Risas) Sí, claro. Nos relaja a todos”. Entonces se la deberíamos recomendar a nuestros políticos. “(Risas) Sí, claro. Nuestros políticos deberían tener música en sus despachos, aunque yo les recomiendo que la oigan en directo. Un par de veces por semana”.

¿Cómo vive el público un concierto de música clásica? “Me encanta ver la reacción del público mientras toco. Es algo muy especial. Siempre que termino una actuación bajo al patio de butacas. Nunca me retiro al camerino. Es un momento que no se le puede robar al público”. ¿Qué les dirías a tus alumnos? “(Silencio) Que sigan su propio instinto y crean en su intuición. Que disfruten y sobre todo que consuman una gran dosis de humildad, paciencia y sacrificio. Con la música podrán alcanzar grandes cotas de felicidad”.

Uno de los platos Uno de los platos

Uno de los platos

Un plato de rape con gambas y mejillones nos rescató de nuestra conversación. Seguidamente vino el plato estrella de la casa: una paletilla de chivo. Realmente buena. Descorchamos una botella de tinto Beronia reserva que hizo los honores a tan exquisito plato.

Para finalizar, dos postres de la casa: tarta de pistachos y leche frita con helado. Nuestro agradecimiento y felicitación a Mariano Martín y a todo el equipo de Mesón Mariano. Para terminar le pregunté a Paula qué cambiaría si estuviese en su mano. “(Silencio) Instauraría una asignatura que sería asistir a conciertos. Los grandes maestros acudían a dos o tres cada semana. Es algo básico. Si yo pudiese, retrocedería al final del siglo XIX y mediados del XX. Haber vivido aquella época, en París, donde coincidían Picasso haciendo decorados, con Falla, Turina, Granados, Albéniz, algunos franceses como Debussy y los ballets de Stravinsky…”

Y soñando con un pasado que seguro tiene siempre presente en su mente, nos despedimos de Paula Coronas, una mujer excepcional que respira música. Hasta siempre.

Los vinos

Blanco: Javier Sanz Vino joven de la D.O. Rueda. Un vino fresco y suave con notas frutales tropicales y algo ácidas. Muy recomendable para pescados y ensaladas con notas orientales.

Tinto: Beronia reserva: Vino de la D.O. Rioja de los que se pueden denominar con carácter: potente, equilibrado muy bien estructurado y sedoso. Maridó a la perfección con la paletilla de chivo. Muy recomendable.

Patrocinado por:

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios