Provincia

Alhaurín de la Torre acomete una gran obra para evacuar el agua de la lluvia

  • El nuevo entubado del arroyo Blanquillo duplicará la capacidad de desagüe

Trabajadores durante el desarrollo de las obras. Trabajadores durante el desarrollo de las obras.

Trabajadores durante el desarrollo de las obras.

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, visitó este martes las obras de la nueva fase que ejecuta el Ayuntamiento dentro del proyecto de reparación y mejora de las infraestructuras de pluviales del arroyo Blanquillo, y que supone la prolongación del gran embovedado de hormigón armado que se ejecutó en su momento en el recinto ferial.

Esta actuación se viene desarrollando en estos últimos años para garantizar el correcto funcionamiento del sistema de recogida en un punto que recoge abundante agua torrencial en caso de lluvias fuertes.

Villanova, que se refirió a estos trabajos como “una obra tremenda de ingeniería”, los enmarcó dentro del plan de inversiones del Ayuntamiento para preparar al municipio frente a lluvias torrenciales y reforzar los servicios e infraestructuras públicas ante unos fenómenos cada vez más habituales debido al cambio climático.

Tras finalizar el año pasado la fase correspondiente al tramo entre el Parque Ferial y El Algarrobal, ahora se va a prolongar el nuevo entubado en dirección sur, lo que afectará fundamentalmente a la calle Mirador de Bellavista, y a su cruce con las calles Higuera, Mezquita y avenida de la Alhambra.

Se va a prolongar el nuevo entubado en dirección sur

Actualmente, se trabaja a la altura del Parque Municipal (o Parque de los Patos), donde se ha realizado una gran excavación para la instalación de los tubos, que cuentan con unas dimensiones de 1.800 milímetros de diámetro y prácticamente duplicarán la capacidad de evacuación del agua pluvial respecto a la canalización anterior.

El regidor afirmó que se va a intentar reducir al máximo la afección en el tráfico, por lo que se esperará a restablecer la circulación en este punto antes de excavar hacia la cuesta de Mirador de Bellavista.

En este sentido, el regidor puso de relieve la “complejidad” de estas obras por la ejecución en sí, que debe desarrollarse con todas las garantías para los trabajadores, y por los necesarios desvíos que hay que acometer de todas las redes y cableado para asegurar los suministros de agua, electricidad, alumbrado, telefonía, fibra óptica y demás servicios.

La inversión superará los 450.000 euros. El nuevo entubado servirá para prevenir daños, inundaciones y hundimientos como el que sucedió en el recinto ferial en el año 2010, o como el que afectó al tubo metálico en la parte que linda con el Parque de El Algarrobal.

Además, se reducirá notablemente la velocidad del agua incluso en caso de lluvias fuertes, evitando el arrastre de vehículos en la calle, recalca el Villanova. El arroyo Blanquillo atraviesa el casco urbano de Alhaurín de la Torre de sur a norte y su antiguo colector presentaba varias dificultades que hacían necesaria esta intervención por motivos de seguridad y eficiencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios