Infraestructuras

Benalmádena ampliará el paseo marítimo tras derribar la residencia Myramar

  • La demolición de la antigua residencia comenzará en seis meses

  • Se crearán zonas comerciales

Benalmádena ampliará el paseo marítimo tras derribar de Myramar Benalmádena ampliará el paseo marítimo tras derribar de Myramar

Benalmádena ampliará el paseo marítimo tras derribar de Myramar

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, presentó ayer el proyecto Marymar Plaza, que contempla la ampliación del paseo marítimo y la creación de nuevas zonas comerciales tras el derribo de la antigua residencia Myramar, cerrada desde hace casi una década y en evidente estado de abandono, incluso hace menos de dos años hubo que cerrar parte de una playa en pleno verano porque existía riesgo de derrumbe.

Se estima que la demolición de la misma comience en unos seis meses, a mediados del próximo año. Y el proyecto supondría una inversión de unos 25 millones de euros, financiados en gran parte con fondos europeos.

“La residencia Marymar es un edificio fuera de ordenación, que ocupaba parte de la playa, y que permanecía cerrado desde 2011, suponiendo un problema no solo por su estado de abandono sino porque perjudicaba la imagen de nuestras playas”, manifestó el primer edil, quien aseguró que “este proyecto forma parte del modelo de ciudad que teníamos previsto para Benalmádena Costa:desde hace cuatro años trabajamos para buscar financiación, tanto público y privada, para cambiar y transformar nuestra fachada litoral”. Además, el proyecto supondrá la recuperación de 2.600 metros de playa que actualmente ocupa el edificio de la residencia.

Por su parte, el director gerente de Jardín de las Cigarreras, Miguel Ángel Melgaar, entidad promotora de esta iniciativa, que también cuenta con la colaboración de Fundación Unicaja, explicó que “debido a las peculiaridades arquitectónicas del edificio de la Residencia Marymar, que constituía una barrera visual para los paseantes, nos ha llevado a apostar por la creación de un nuevo edificio muy transparente, y por ello hemos querido derivar la mayor parte de la edificabilidad bajo rasante, y crear un hito urbano, un elemento muy singular con una estructura en madera laminada y acristalado, elevado sobre el paseo marítimo cinco metros, de manera que permita una visión de manera permanente y constante hacia el mar”, detalló.

Al mismo tiempo, indicó que la residencia Marymar ocupa actualmente 7.513 metros cuadrados de suelo y playa, y tiene construidos 11.240 metros cuadrados en una altura de ocho plantas (dos del paseo hacia bajo y seis sobre rasante). “Nuestro proyecto ocupa solo 2.813 metros cuadrados de planta, liberando 4.700 metros cuadrados de espacio de playa y zona de tránsito”, explicó.

Al mismo tiempo, se dejará libre una superficie para construir una gran plaza mirador a la altura del paseo marítimo, organizada en dos niveles. “La intervención prioriza la sostenibilidad: todo el proyecto está basado en un concepto de vegetación autóctona, agua y sombra, con la integración de estos elementos en la propia plaza, y buscando el reciclaje de las aguas del edificio para lograr la autosuficiencia de la infraestructura”, destacó Melgar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios