Provincia

Bocados que saben a gloria

  • Torremolinos acoge la tercera edición de la Feria del Dulce de Convento

Mazapanes, yemas, hojaldradas, alfajores, membrillo, mantecados de almendra… El Palacio de Congresos de Torremolinos se ha convertido en el punto de encuentro de los amantes de la repostería, con motivo de la tercera edición de la Feria del Dulce de Convento, organizado por el Ayuntamiento de Torremolinos y el propio Palacio, que reúne en un solo recinto lo mejor de 46 conventos y monasterios de toda Andalucía.

El alcalde, Pedro Fernández Montes, fue el encargado de cortar la cinta inaugural de esta feria que calificó como "todo un éxito". "Con el dinero recaudado ayudamos a muchas monjitas al mantenimiento de muchos conventos y monasterios que forman parte del patrimonio artístico de Andalucía. El turismo busca la monumentalidad y el tesoro artístico y religioso de Andalucía es indudable", dijo el alcalde.

Durante la inauguración estuvo acompañado por el vicario episcopal de la Costa del Sol, Manuel Torres Rubio, que se encargó de bendecir la feria, y además explicó que con este certamen también se ayuda a mantener el sustento de las órdenes religiosas participantes.

En total, se han instalado una treintena de expositores comerciales de puntos tan diversos de Andalucía como Antequera, Sevilla, Cádiz y Martos. Con ello se pretende ofrecer lo mejor de la repostería religiosa cuya principal virtud es que todo está "hecho a mano y con una base de productos naturales". Además, todos los productos se venden empaquetados y con un sello que indica su procedencia y la orden religiosa que las ha realizado.

Cada uno de los puestos está regentado por un grupo de voluntarios de peñas y asociaciones de Torremolinos que durante estos días prestan su ayuda de manera altruista para recaudar el máximo dinero posible, gracias a los ocho mil kilos de dulces puestos a la venta: "Yo llevo tres años participando, y al igual que yo muchos compañeros. Lo hacemos de manera desinteresada porque nos gusta ayudar", explicó una de las "dependientas", Maribel Núñez.

La feria abrirá sus puertas hasta el próximo sábado, con entrada gratuita, para que todos los asistentes compren los mejores dulces de cara a las próximas fiestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios