Sucesos

Buscan al autor de los disparos a un gato en Jimera de Líbar

  • El animal quedó gravemente herido y estuvo a punto de morir

  • Los dueños han denunciado lo ocurrido ante la Guardia Civil y piden colaboración

Balines alojados en el cuero de Mokka Balines alojados en el cuero de Mokka

Balines alojados en el cuero de Mokka / M.H. (Jimera de Líbar)

Karl Smallman, vecino de Jimera de Líbar, recurrió este jueves a sus redes sociales para tratar de obtener alguna pista sobre el autor de los disparos que recibió uno de sus gatos y que lo dejó al borde de la muerte, aunque tras ser trasladado el pasado lunes a una clínica veterinaria de Ronda y ser operado pudo salvar la vida tras varios días de tratamiento.

Mokka, que así se llama el animal, había salido de su vivienda para dar un paseo y cuando regresó lo hizo arrastrándose para tratar de llegar a la puerta de su casa mientras perdía una cantidad muy importante de sangre por la herida de gran tamaño que le habían provocado los dos balines que se alojaron en su cuerpo. “Son de un modelo específicamente diseñado para matar o herir gravemente”, indicaba Smallman tras poder ver el tipo de munición que el autor de los disparos había empleado a la hora de atacar a su gato de tan solo dos años de edad.

De momento, los hechos han sido denunciados ante la Guardia Civil y su propietario está dispuesto a hacer todo lo posible para que el autor de la agresión sea localizado y responda por este ataque hacia un animal doméstico.

“Lamentablemente, no es la primera vez que hemos tenido sospechas de que nuestros gatos han sido disparados a propósito, pero esta vez tenemos la evidencia”, explicó Smallman, un vecino muy conocido en la zona por su trabajo como fotógrafo.

Necesitamos poner fin a esta crueldad ahora y para siempre. No queremos pasar los días siempre preocupados por nuestros otros dos gatos, Morgan y Jimera”, indica Karl, que lamenta que puedan existir personas capaces de coger un rifle de aire comprimido y disparar a unos animales que van dando un paseo.Además, asegura que se trata de gatos muy hogareños y que en contadas ocasiones salen fuera de su casa para dar un paseo. “No hacen ningún daño y les cuidamos muy bien”, insiste, al tiempo que recuerda que son animales que están vacunados, castrados y cuentan con su correspondiente chip por si es necesario que sean identificados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios