Provincia

Costas acepta la unión del nuevo paseo marítimo con el de Rincón

  • El Ayuntamiento espera la finalización del proyecto para finales de verano

Comentarios 1

La redacción del proyecto del futuro paseo marítimo de Torre de Benagalbón está ya en el horno. Quedan por resolver algunos flecos como el pavimento a elegir, pero se ha salvado el escollo más grande que era la inclusión de un puente sobre el arroyo Grandillas que inicialmente no estaba previsto. Si lo estaba el del arroyo Benagalbón. El empeño del equipo de gobierno era conseguir esa segunda infraestructura para que quedasen comunicados los tramos de Rincón de la Victoria y el de Torre de Benagalbón. "En el proyecto está contemplado el arroyo sobre el puente de Bengalbón y le hemos hecho ver que en el documento inicial había habido un error al no proyectarse el de Granadillas", explicó el alcalde, Francisco Salado (PP), quien mantuvo una reunión con los responsables de la Dirección General de Costas para conocer las líneas generales del futuro paseo marítimo con el que el municipio completará su trazado.

El compromiso dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente es autorizar a la empresa adjudicataria del proyecto de redacción a que hagan un complementario que contemple la conexión desde Rincón de la Victoria a Torre de Benagalbón. "No tendría sentido de otra forma", apostilló. En principio se han establecido tramos de catorce metros en casi todo el recorrido, excepto en algunas zonas que será de ocho. Incluye carril bici, zonas verdes y peatonales. "Faltan algunos flecos por cerrar por lo que previsiblemente lo tendremos para finales de verano", confirmó el regidor quien espera que el proyecto de ejecución cuente con partida presupuestaria en los Presupuestos General del Estado de 2015.

La construcción de esta infraestructura, de cuatro kilómetros aproximadamente, llevará aparejada la expropiación de algunos jardines particulares. "Costas ya nos ha advertido que hay partes de dominio público que hay que recuperar y así nos lo exigirá", añadió Salado quien adelantó en cuanto a su diseño que será "lo menos agresivo posible". Lo que significa que el muro de ribera no será tan alto como el de Rincón de la Victoria. "No queremos un muro de las mismas dimensiones porque crea un gran impacto visual. El tramo final de Los Rubios será lo más ecológico posible para que vaya en consonancia con el que ya hemos acondicionado nosotros", señaló el alcalde quien apuntó que todavía no se han decidido por el tipo de pavimento que podría ser de solería o de hormigón impreso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios