Provincia

La Diputación invertirá 1,6 millones para restituir el tráfico en la carretera que une Teba y Campillos

  • La vía permanece cortada desde las inundaciones de octubre de 2018

  • También se construirá un nuevo puente para el acceso al conjunto arqueológico de Bobastro

La carretera Campillos-Teba cortada tras las inundaciones de octubre de 2018. La carretera Campillos-Teba cortada tras las inundaciones de octubre de 2018.

La carretera Campillos-Teba cortada tras las inundaciones de octubre de 2018. / Javier Flores (Campillos)

La Diputación de Málaga destinará 1.613.130,42 euros a la ejecución de diversas actuaciones para restituir el tráfico en la carretera MA-6404, que une Teba con Campillos, vía que permanece cortada desde octubre de 2018. Paralelamente, se destinarán otros 800.000 euros para mejorar y dar mayor seguridad vial a la carretera MA-4400, de acceso a Bobastro.

El diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, explica que ya ha concluido la redacción de los dos proyectos, que suman cerca de 2,5 millones de euros y saldrán a licitación dentro de unas semanas, por lo que las obras podrán empezar antes de que finalice el verano.

Estas actuaciones, incluidas en el plan de reparación de daños por temporales en la red viaria provincial, cuentan con una subvención de la Secretaría de Estado de Política Territorial del 50% del coste total de la ejecución de las obras.

Oblaré destaca la actuación en la MA-6404, tanto por la cuantía económica del proyecto como por el hecho de que permitirá reabrir de nuevo la comunicación viaria entre Teba y Campillos, facilitando los desplazamientos de los vecinos de ambos municipios y de otros cercanos.

Las lluvias torrenciales de octubre de 2018 ocasionaron los desbordamientos de torrentes en la zona, que provocaron graves daños en esa carretera, cuyo trazado quedó completamente cortado en el punto kilométrico 5+300 a su paso por el arroyo del Chumbo.

Un puente para salvar el cauce

Las obras, con un plazo de ejecución de un año, contemplan la construcción de un puente para salvar el cauce del arroyo que tendrá carriles de 3,75 metros, arcenes de medio metro y pretiles de protección. La nueva estructura contará con tres vanos de 30 metros cada uno que permitirán evacuar las aguas en caso de lluvias fuertes.

Como labores previas, se procederá a la excavación y retirada del tramo de la antigua carretera, así como retirada de cañas y perfilado del fondo del cauce hasta conseguir un fondo uniforme en toda la sección ocupada por el puente.

Además del puente, el tramo de carretera que se repondrá tendrá, como el resto de la vía, carriles de 3,75 metros, arcenes de medio metro y bermas (espacios entre el borde exterior del arcén y la cuneta o talud) de medio metro.

Igualmente se ha previsto la reposición de cunetas de hormigón, drenaje transversal mediante tubos de hormigón de 800 y 1.000 milímetros de diámetro, elementos de protección (barreras y pretiles) y señalización horizontal y vertical. Por último, se restituirá el camino existente para dar acceso a las fincas colindantes.

Acceso a Bobastro

Por otra parte, Oblaré señala que se invertirán 800.000 euros en la construcción de un nuevo puente en la MA-4400, de acceso a Bobastro, en el término municipal de Ardales, vía en la que las fuertes lluvias de octubre de 2018 arrollaron y destrozaron la estructura existente sobre el arroyo del Granado.

La carretera quedó cortada, impidiendo el acceso al conjunto arqueológico de Bobastro, al embalse superior del complejo hidroeléctrico del Tajo de la Encantada y a las viviendas existentes a lo largo de la carretera, que quedaron incomunicadas.

Oblaré recuerda que la Diputación realizó entonces obras de emergencia modificando el trazado de la carretera con un badén, una estructura formada por una batería de marcos de hormigón armado y una protección de escollera para permitir el paso de los vehículos.

Dado que esa estructura es una solución provisional, se ha redactado un proyecto para realizar un nuevo puente sobre el cauce del arroyo, con un vano de 25 metros, que tendrá una calzada de dos carriles de tres metros cada uno, medio metro de arcén y aceras en ambos márgenes de dos metros cada una, con anchura total de once metros. Con este proyecto se restituirá el trazado original de la carretera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios