Fútbol Baby Málaga CF: Una lista para Mérida con ¡22.8 años de media!

Maratón de Málaga Cortes de tráfico, desvíos, cambios en los autobuses y aparcamientos

Alberto Ortiz-Vivanco - Director comercial GILMAR Málaga

“Existe actualmente una gran demanda inmobiliaria en Málaga”

  • GILMAR Consulting Inmobiliario cuenta con una gran propuesta de valor que cubre todo el proceso de transacción u operación inmobiliaria

Alberto Ortiz-Vivanco. Director comercial GILMAR Málaga

Alberto Ortiz-Vivanco. Director comercial GILMAR Málaga / GILMAR

El pilar básico de GILMAR Consulting Inmobiliario se basa en la vocación, característica que provoca que esta empresa cuente con el máximo compromiso con sus clientes.

–GILMAR ha participado como exponente malagueño dentro de SIMED, ¿qué destacaría de esta participación?

–El SIMED es una feria muy importante para todo el sector inmobiliario relacionado con la costa, GILMAR lleva ya trabajando en la Costa del Sol desde el año 1993 y hemos abierto hace 2 años la oficina de Málaga. Es un gusto ver como hemos crecido. Este año hemos lanzado la comercialización de seis nuevas promociones, cuatro en Málaga y dos más en la Costa del Sol. En esta feria hemos visto muchísima afluencia y muchísimo interés, aparte de nuestros clientes potenciales que buscan la compra de una vivienda, hemos visto un mayor interés por las instituciones y por los promotores que, son también nuestros clientes ya que comercializamos su obra nueva. Creemos que ha sido un éxito y que GILMAR siempre seguirá apostando por esto.

–¿Cuál es la actual situación inmobiliaria de la provincia de Málaga? ¿Con qué aspectos cuenta como puntos fuertes?

–Ahora mismo sabemos que si Málaga no ha pasado aún a Barcelona en Inversión inmobiliaria, está a punto. Es verdad que Málaga está recogiendo los frutos del trabajo realizado por la administración y la colaboración público-privada en el desarrollo y planeamiento de una ciudad contemporánea. Existe actualmente una gran demanda, no sólo de residencial, sino también de locales, de oficinas y de grandes superficies para distribución logística.

Málaga goza de un momento privilegiado, existen grandes oportunidades para todos, para crecer y desarrollar la actividad empresarial privada y público-privada, oportunidades para atraer talento foráneo y retener el local, oportunidades para este sector que alberga el desarrollo del cobijo y de los lugares de trabajo de ese talento. Aunque las noticias y los pronósticos no son halagüeños, nosotros somos entusiastas y creemos que en las crisis siempre existe la oportunidad y que es bueno hacer de la necesidad una virtud.

Málaga tiene muchos puntos fuertes. Podríamos destacar obviamente el mar y el clima, que hacen que vivir aquí sea un lujo. Asimismo, habría que hablar de las infraestructuras y las comunicaciones, puesto que contamos con el tren de alta velocidad y un aeropuerto internacional, que a partir del verano 2023 contará con vuelo directo a USA y con unas conexiones excelentes. De igual modo, la provincia dispone de una gran oferta cultural: no solo es playa y sol, sino museos, conciertos, musicales y gastronomía. El teletrabajo y el cambio de mentalidad a la deslocalización del trabajo han hecho que muchas empresas internacionales y fondos miren hacia Málaga con muy buenos ojos.

–Dentro del contexto anterior, ¿cuál considera que son las zonas más punteras dentro de Málaga y Costa del Sol? ¿Qué zonas necesitarían un revitalización inmobiliario?

–Málaga es una ciudad que está en plena transformación, tenemos zonas tradicionales muy punteras, como es toda la zona de Málaga Este y el centro histórico. Sin embargo también es cierto que debido a la transformación que está viviendo Málaga, se está desarrollando toda la zona oeste, realizando un concepto de construcción mucho más sostenible y más futurista, con un proyecto de ciudad del futuro.En cuanto la Costa del Sol, siempre ha sido muy puntera en el tema inmobiliario, porque tenemos una marca como Marbella que es reconocida en el mundo entero y siempre relacionada con el alto standing. Málaga está invirtiendo en la revitalización del centro histórico y del Soho, además de facilitar el desarrollo de muchos proyectos que, sin duda, cambiarán la foto actual.

–¿Se encuentra la provincia en un momento de referencia inmobiliaria a nivel autonómico y nacional?

–Por todo lo anterior que he comentado, no me cabe duda de que así es. Los grandes fondos inmobiliarios tienen puesto su foco en la zona. El crecimiento de población demanda viviendas tanto de obra nueva como de reposición o segunda mano. Ahora mismo es complicado cubrir la demanda por escasez de oferta.

–¿Con qué nuevos proyectos cuenta GILMAR en los próximos meses?

–GILMAR es comercializadora, nuestra propuesta de valor cubre todo el proceso de cualquier transacción u operación inmobiliaria, desde la búsqueda hasta el asesoramiento legal y financiero e incluso el asesoramiento en la reforma posible. Para nosotros el cliente siempre ha sido nuestro foco; por ello también tenemos el servicio de post venta que, una vez realizada la operación puede contar con ello. Una de nuestras líneas principales en la zona es la comercialización de obra nueva. En este sentido estamos con 4 proyectos en Málaga capital: Clarity, en el Limonar, que es un proyecto muy premium en una de las zonas emblemáticas de la ciudad. También contamos con Arbitana y Residencial Bisso, dos proyectos novedosos en la zona oeste, con unas singularidades como piscina en la cubierta; y por último, tenemos Avant, en el centro.

–Dentro de estas nuevas promociones, ¿qué estilos y nuevas construcciones destacaría?

– Viviendas de uno dos tres y cuatro dormitorios, vanguardistas y sostenibles.

–¿Cuáles son las previsiones para el próximo año 2023?

–Las previsiones son siempre de crecimiento en GILMAR, pero además somos optimistas. Creemos que tenemos muy buenas oportunidades en el mercado y que podremos conseguir los objetivos que nos marquemos. En esta línea, se prevé que Málaga cierre el año con alrededor de 35.000 operaciones; suponemos que GILMAR puede tener un pequeño gran trozo del pastel. Deseamos que sea como mínimo como este año, siendo conservadores y haciéndonos eco de las proyecciones que se están realizando; sino esperamos mejorarlo y seguir creciendo.

–¿Qué posibilidades ofrece GILMAR al comprador o vendedor de inmuebles?

–Tanto para el cliente vendedor como para el comprador en GILMAR encontrará toda la experiencia y el conocimiento necesario para ello: casi 40 años en el sector nos avalan. Ponemos a disposición de nuestros clientes todas las herramientas necesarias, fuimos de los primeros en incluir tecnologías para visitas virtuales y online, por ejemplo. Disponemos de una gran cartera de clientes desarrollada a lo largo de estos 40 años, además de la profesionalidad de 400 asesores inmobiliarios. Disponemos de 8 líneas de negocio: Residencial, Obra Nueva, Alquileres, Locales e inversiones, Capital Markets, Fincas Rústicas, Internacional e Inmuebles bancarios. Con estas 8 líneas cubrimos a cualquier cliente potencial desde el particular que busque e imagine la casa de sus sueños al promotor o al inversor.