Provincia

Fuengirola incrementará la accesibilidad en las playas facilitando el baño a invidentes con un sistema acústico

La presentación del nuevo sistema acústico para invidentes en las playas de Fuengirola.

La presentación del nuevo sistema acústico para invidentes en las playas de Fuengirola. / M. H. (Fuengirola)

El Ayuntamiento de Fuengirola incrementará la accesibilidad en las playas facilitando el baño a invidentes con un sistema acústico en la playa de Los Boliches-Las Gaviotas, el cual contará con un presupuesto de 43.068 euros y entrará en funcionameinto el 1 de junio, según ha informado este lunes la alcaldesa, Ana Mula. 

La regidora ha destacado que se trata de una nueva actuación para mejorar la experiencia de estos bañistas del litoral fuengiroleño, en este caso a las personas con problemas de visión. 

“En los últimos años, Fuengirola se ha caracterizado por ser un municipio en el que se apuesta cada día por trabajar por la plena accesibilidad y la adaptación. De hecho, fuimos pioneros en la implantación de medidas en este sentido y hoy todas nuestras playas son accesibles”, ha enfatizado la priemra edil. 

En este sentido, ha recordado que la ciudad dispone de “pasos de peatones y cruces semafóricos adaptados a personas con discapacidad visual, en los que la solería es especial, e incluso en el centro hay un sistema de alerta auditiva; sistemas bucle en los auditorios municipales para personas con problemas auditivos y parques con juegos aptos para niños con diversidad funcional. 

Asimismo, ha indicaod que “cada vial que se remodela, además de disponer de plazas de aparcamiento para personas con discapacidad, se hace con aceras adaptadas para garantizar el paso de personas con movilidad reducida”. 

Un mando para controlar el sistema 

El dispositivo está compuesto por varios elementos como son dos tótems sonoros (uno de recepción y otro de playa); tres balizas táctiles o de tierra,  tres sonoras que se ubican en el mar, un mando para controlar el sistema y un reloj o pulsera que permite al usuario activar los dispositivos sonoros tanto en tierra como en el mar. Además, cuenta con 75 metros de cordada para facilitar el baño. 

La mandataria ha señalado que el sistema proporciona a este sector de la población “una solución integral para la dotación de una máxima autonomía, para que puedan disfrutar de la playa y el mar”. 

Se trata de una acción que busca facilitar el baño a las personas invidentes o con problemas de visión y que viene a reforzar la accesibilidad del litoral fuengiroleño, en este caso de la playa Los Boliches-Las Gaviotas, pues el novedoso dispositivo irá instalado junto a la parcela para personas con movilidad reducida. 

Funciones del dispositivo 

El tótem de recepción se sitúa en un lugar próximo al paseo marítimo y tiene la función de dar la bienvenida al usuario cuando accede a la playa. Se activa con el mismo dispositivo que facilita la ONCE a sus afiliados para el control de semáforos. Al mismo tiempo que se emite el mensaje de bienvenida, se activa una señal en el maletín de los socorristas alertándoles de que un usuario ha accedido a la zona. 

El segundo tótem, que se instala en la playa, informa al usuario sobre la disposición de las boyas en el mar mediante mensajes  programables, ya que este tótem sonoro es activado por los usuarios equipados de una emisora. 

Por su parte, las balizas táctiles de tierra disponen de un símbolo fácilmente legible para permitir la localización del sitio del usuario sobre la playa y señalizar si la zona de playa está libre u ocupada. Minetras, las sonoras en el mar permiten a los usuarios que están equipados con un reloj emisor, situarse en el mar y así poder nadar libremente en el perímetro delimitado y asegurado con el dispositivo. 

Además, el reloj está equipado con una serie de botones que permiten al usuario activar ayudas como facilitar información sobre la distancia a la baliza o bien activa una solicitud de asistencia o emite un mensaje específico difundido por el tótem, para facilitar la vuelta del usuario hacia los terminales táctiles instalados en la arena. El mando del sistema estará a cargo del Servicio de Salvamento y Socorrismo y recibirá información de los usuarios que estén haciendo uso del dispositivo, los avisos de ayuda y controlarán el buen funcionamiento del sistema. 

Por último, los relojes o pulseras emisoras permiten al usuario activar los dispositivos sonoros del sistema en tierra y en el mar y constan de tres botones, uno proporciona la posición de las balizas en el mar, otro activa la petición de vuelta hacia tierra y el tercero es para solicitar asistencia o ayuda. Además, habrá una cordada de 75 metros que tendrá la función de actuar como línea de vida, y ofrecerá protección y seguridad a los usuarios, para que puedan acceder fácilmente al agua. Contendrá una serie de boyas flotantes situadas de forma equidistante. 

Se trata de una actuación para la que el Ayuntamiento de Fuengirola ha destinado un presupuesto en su primer año de 43.068 euros, incluidos el suministro, la instalación, el mantenimiento y la desinstalación, mientras que en los años posteriores será de de 11.301 euros (sólo instalación, mantenimiento y desinstalación). El contrato tendrá una duración de dos años, pudiendo prorrogarse de forma anual por dos años más.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios