Provincia

Fuengirola fomentará el uso de la bicicleta y los patinetes con la ampliación de las ‘ciclocalles’

  • El Consistorio conectará la ciudad con estas vías, que admiten vehículos motorizados y bicis

La alcaldesa, Ana Mula, informa sobre la ampliación de la red de ciclocalles

La alcaldesa, Ana Mula, informa sobre la ampliación de la red de ciclocalles / M. H. (Fuengirola)

El Ayuntamiento de Fuengirola extenderá su red de ciclocalles a todo el municipio para fomentar el uso de la bicicleta y los vehículos de movilidad personal, unos espacios por los que pueden circular bicicletas y vehículos motorizados con un límite de velocidad de 30 km/h, según ha anunciado este miércoles la alcaldesa, Ana Mula.

La regidora ha explicado que, en una primera etapa, se señalizaron las vías principales del centro de la ciudad y el Paseo Marítimo y ahora se van a conectar los barrios, creando una red con tres ejes longitudinales y nueve transversales donde la bicicleta será el vehículo prioritario.

Mula ya anunció el pasado año la puesta en marcha del programa de movilidad 2019-2023, que comprende una serie de iniciativas para facilitar y mejorar las comunicaciones internas del municipio. Ahora, ha presentado la red completa de ciclocalles, que constará de un total de 25.000 metros lineales.

La primera edil ha recordado que mejorar la seguridad y la accesibilidad general de la ciudad de Fuengirola para los usuarios de la bicicleta exige un tratamiento de las vías urbanas. Para ello, se elaboró un plan Ciclable que, en palabras de la alcaldesa, “va más allá de tener carriles-bici en algunas calles, y en las que muchas ocasiones resultan peligrosos para los peatones”.

“Nuestro propósito es incluir en las vías urbanas a los ciclistas y que usen su bicicleta como un vehículo más, fomentando un uso responsable y seguro de la bicicleta entre el tráfico”, ha asegurado.

Las ciclocalles, que así se denominan estos lugares en el plan de movilidad, son espacios por los que pueden circular bicicletas y vehículos motorizados, pero con la limitación de 30 km/h como velocidad máxima y siempre, con la bicicleta como vehículo prioritario.

Las ventajas de este tipo de vía compartida son, entre otras, que requiere de una inversión mínima y su ejecución es muy rápida, integra el tráfico ciclista en la calzada, que es su lugar; así como aumenta la seguridad al ser menor la diferencia de velocidad entre los motorizados y las bicis.

La pasada semana se reunió el Consejo de Movilidad para abordar varias propuestas con el fin de hacer de la ciudad un entorno más accesible e implementar medidas que la conviertan en un referente en materia de movilidad.

El objetivo es trabajar por un nuevo modelo de movilidad urbana más eficiente y sostenible. Para ello, el Consistorio ha apostado por la innovación, “llevando a cabo mejoras en el entramado urbano que promuevan el uso de medios de transporte alternativos al coche particular y ofreciendo un transporte urbano útil, asequible y más respetuoso con el medio ambiente”, explicó Mula.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios