Playas

Fuengirola licita el servicio de drones para vigilar las playas

  • La localidad pasará de contar con solo dos a cuatro y su uso se extenderá a toda la costa

Fuengirola licita el servicio de drones para vigilar las playas Fuengirola licita el servicio de drones para vigilar las playas

Fuengirola licita el servicio de drones para vigilar las playas

Los drones volverán a vigilar las costas de Fuengirola este verano. El Ayuntamiento ha sacado esta misma semana a licitación por cuarto año consecutivo la contratación de un total de cuatro drones que servirán de apoyo para complementar el dispositivo de seguridad en las playas del municipio durante la etapa estival. Fuengirola cuenta con este servicio de aerovigilancia y auxilio con drones a los bañistas desde el año 2017, que opera de forma coordinada con el servicio de salvamento y socorrismo durante los meses de junio y septiembre.

Como novedad, la localidad pasará de contar con solo dos drones, uno de vigilancia y otro destinado a salvamento, que son manejados por un piloto cualificado, a un total de cuatro. Además, tal y como ya avanzó la alcaldesa, Ana Mula, este servicio de aerovigilancia de sus playas se ampliará a sus siete kilómetros de costa durante este verano, ya que actualmente este servicio se viene prestando únicamente en la playa de Los Boliches, donde está ubicado el centro de coordinación del servicio de salvamento y socorrismo.

La duración del contrato será de dos años, prorrogable por otros dos años más

Según se desprende del informe justificativo para la contratación del servicio, disponible en la página web de contrataciones del Estado, “con esta experiencia previa, se pudo comprobar la eficacia e inmediatez que este dispositivo aporta en las labores de salvamento, ya que ante cualquier emergencia en el agua, la persona puede disponer de un flotador, en el momento y lugar exacto donde ella se encuentra” .

Al mismo tiempo, añade que “se considera un servicio de apoyo a salvamento, ya que en ningún caso elimina la figura del socorrista, sino que aporta un elemento inflable, que genera tranquilidad y confianza en la persona que tiene problemas para salir del mar”.

Por otro lado, la duración del contrato será de dos años, prorrogable de forma anual hasta un máximo de dos años, siendo por tanto, la duración máxima del contrato de cuatro años, a contar desde el 1 de junio de 2020. El servicio estará disponible hasta el 15 de septiembre. En cuanto al presupuesto del contrato este asciende a un total de 422.823 euros, siendo el presupuesto anual de 127.904 euros.

Este incluye desde los equipamientos que utiliza la empresa para prestar el servicio (cuatro drones, cuatro pistas de aterrizaje de drones, un vehículo coordinador del servicio y otros elemento que facilitan la prestación del servicio en la playa como carpas para proporcionar sombra, sillas o mesas), el mantenimiento de los drones y el coste del personal que presta el servicio, que estará formado por seis pilotos y un coordinador.

Las empresas interesadas tienen desde ahora hasta el próximo 14 de febrero como fecha límite para presentar sus ofertas, en las que se valorará desde la mejor oferta económica hasta las mejoras ofertadas así como el menor plazo de reparación de averías.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios