Naturaleza

La Gran Senda de Málaga tendrá más pasarelas y puentes

  • La Diputación invertirá 600.000 euros en nuevos enlaces entre Sedella y Canillas de Aceituno

Una parte del trazado. Una parte del trazado.

Una parte del trazado.

La Gran Senda de Málaga ganará en atractivo en la Axarquía con un nuevo proyecto que se va a llevar a cabo para modificar una parte del trazado de la etapa número 7, en concreto entre las localidades de Canillas de Aceituno y Sedella.

La Diputación de Málaga invertirá cerca de 600.000 euros para la construcción de senderos, la adecuación de pasarelas y la instalación de un puente colgante de casi 50 metros sobre el río Almanchares en el tramo de la Gran Senda entre ambos municipios.

La etapa 7 de la Gran Senda, que une Cómpeta y Canillas de Aceituno, tiene un trazado de 25 kilómetros, y en la parte final –entre Sedella y Canillas de Aceituno– hay distintos tramos que tienen que realizarse actualmente por el arcén de la carretera, han explicado desde la Diputación. Por ello, se ha planteado un trazado alternativo que mejore las condiciones de la senda, resulte más cómodo y seguro para los senderistas, aproveche las infraestructuras existentes y acentúe el valor paisajístico del barranco Almanchares, que tiene como telón de fondo las cumbres del Parque Natural de las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

Las actuaciones más importantes se llevarán a cabo en el término municipal de Canillas de Aceituno. En este sentido, la junta de gobierno de la Diputación de Málaga ha aprobado en su última reunión la concesión de una subvención de 554.506,01 euros al Ayuntamiento para diversas obras de mejora, la adecuación de pasarelas y la construcción de un puente.

Los trabajos durarán ocho meses y habrá un puente colgante de 46 metros sobre el río Almanchares

Los trabajos, que se prolongarán durante ocho meses, incluyen la instalación de un puente colgante de 46 metros de largo sobre el río Almanchares, suspendido a medio centenar de metros de altura sobre el cauce, en una zona próxima al paraje de La Rahige.

Asimismo, se adecuarán, para garantizar su seguridad y mejorarlas, unas pasarelas metálicas existentes desde hace unos años, situadas a más de 100 metros de altura, construidas sobre salientes rocosos y muros de mampostería antiguos por donde discurre una antigua acequia y que sirven como vía de servicio para el mantenimiento de las tuberías de abastecimiento y riego. Actualmente, han precisado, se desaconseja el paso de senderistas por estas estructuras metálicas ya que no reúnen las adecuadas condiciones de seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios