torremolinos

Innovación turística a través del coworking

  • Torremolinos cuenta con un espacio centrado en el sector del turismo y cultural

  • Cinco de los 10 proyectos seleccionados cuentan sus experiencias

Comentarios 0

Juan García lleva tres años trabajando en su proyecto, Onalia, una plataforma on line del sector turístico-hotelero a través de la cual ofrece todo un sistema de reservas y prestaciones a los establecimientos. Desde hace tres meses, comparte espacio con otros emprendedores en el coworking EOI de Torremolinos, donde recibe capacitación y asesoramiento gratuito gracias a una actuación impulsada conjuntamente por el Ayuntamiento y la Escuela de Organización Industrial (EOI), con la cofinanciación del Fondo Social Europeo. "El proyecto está muy avanzado, pero donde más problemas estoy teniendo es en la comercialización, que es donde más me están ayudando", comenta.

"Nosotros lo que hacemos es rentabilizar al máximo los recursos que tenga cada hotelero. Actualmente tenemos una cartera de seis clientes y el año pasado lo hemos cerrado en medio millón de euros de reservas", explica este joven emprendedor, mientras el resto de su equipo no quita ojo al ordenador, apurando los últimos minutos de descanso antes de volver al taller sobre finanzas para no financieros que tiene lugar esa misma mañana. La plataforma, agrega, ya funciona en español, francés, alemán, italiano e inglés "y ahora estamos haciendo las traducciones al sueco, noruego, ruso, chino y japonés". Emprendedores, autónomos, primerizos o con algo más de experiencia en el mundo empresarial, todos ellos comparten una misma inquietud. En total son 20 los proyectos que participan, enfocados al sector de turismo y cultura, en esta primera promoción del programa Go2Work que tiene su sede en el Palacio de Congresos de la localidad. "El programa dura cinco meses y en ese tiempo trabajamos acompañando a los proyectos", señala María Zamora, mentora residente del Coworking, quien explica que el programa no se limita a un simple espacio compartido de trabajo: durante este tiempo los proyectos seleccionados reciben un programa de capacitación, mentorización y acompañamiento por expertos. Simultáneamente, se celebran 12 talleres y tres eventos, el último de ellos, la demo-day, que tendrá lugar en el quinto mes y tiene como objetivo dar a conocer al público las diferentes propuestas.

Como la de María Teresa España, arquitecta e ingeniera acústica, que trabaja en un proyecto para la reducción del ruido de los espacios públicos del municipio. "La incompatibilidad entre el ocio y las zonas residenciales es conocida por todos, máxime en un municipio turístico como Torremolinos. La idea del proyecto es intentar hacer compatible esos dos usos", comenta. "Desde el nivel técnico que tengo sé que se puede controlar y que hay mecanismos que no tienen por qué ser excesivamente caros, solo hay que trabajar para ponerlo en marcha", agrega esta joven torremolinense, que elaborará un mapa de ruido para determinar los focos con mayor contaminación acústica de la localidad "de manera que, en colaboración con las administraciones, se tenga en consideración esa problemática y se puedan tomar medidas, elaborando un prototipo, que es la fase última del proyecto, que permita controlar ese ruido a distinto grado de intensidad", concluye.

Rafael Tello es jefe de animación en Torremolinos desde hace más de ocho años, pero hace dos que le ronda una idea en la cabeza, la de buscar nuevas alternativas al ocio en la localidad más allá del turismo de sol y playa. "Pensé que era el momento ahora de intentar buscar otro tipo de servicios, elaborando experiencias relacionadas tanto con la historia del municipio como con lo deportivo y el bienestar", indica. "En Torremolinos, la mayoría de los hoteles cierran durante cuatro o cinco meses, quiero buscar un modelo de negocio que me sirva para todo el año, no solo para la época estival", agrega Tello, quien se marca como principal objetivo acabar con la estacionalidad. "El coworking nos está ayudando sobre todo a encarrilar nuestras ideas, a marcarnos un camino y a establecer relaciones que antes no teníamos", expresa.

Gastronomía, cultura, deporte, sin duda las disciplinas que acoge el sector del turismo son de lo más variadas, entre las que también se encuentra la artesanía. Y es que el proyecto en el que trabaja María Isabel Berenguer desde hace tres meses centra su principal actividad en la elaboración de diseños artesanos elaborados con cristal de Swarovski. "También lo complemento con otros materiales como la plata, el cuero o la seda, adaptándome siempre a las exigencias del cliente", explica.

Violeta Rodríguez y José Antonio Jimena se definen como una pareja viajera en busca de la promoción de apartamentos turísticos. "El proyecto está enfocado al municipio de Torremolinos con la intención de expandirnos por la Costa del Sol. Nace fundamentalmente como una necesidad, estamos en un turismo estancado en el que necesitamos salir de la temporalidad", señala Rodríguez. "La idea surgió cuando decidimos viajar con poco presupuesto y nos alojamos en todas esas compañías que están apareciendo, como Airbnb. La idea es crear una plataforma propia de la Costa del Sol", explicó. Jimena, por su parte, subrayó la importancia de ofrecer un trato cada vez más individualizado al cliente. Este espacio de coworking puesto en marcha por primera vez en Torremolinos forma parte de una red de 50 espacios similares en toda España, 11 de ellos en Andalucía. La duración del programa es de dos años, que consta de cuatro convocatorias de cinco meses de duración cada una.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios