Turismo

Júzcar prohibe el turismo activo en la Sima del Diablo

  • Las empresas del sector lamentan la decisión unilateral y que no se considera realizar una regulación

Descenso en la Sima del Diablo Descenso en la Sima del Diablo

Descenso en la Sima del Diablo / Orondanatura (Júzcar)

Las espectaculares imágenes que suele dejar el descenso del cañón de la Sima del Diablo, situado en Júzcar, tardarán en poder volver a tomarse tras la decisión del Ayuntamiento de esta localidad de prohibir las actividades de turismo activo y baño en este espacio alegando la situación de crisis sanitaria que se está viviendo.

La decisión generó un profundo malestar entre algunas empresas de este sector, que lamentan la falta de diálogo por parte de los responsables del Consistorio y que fuese una medida tomada de un día para otro. Una situación que aseguran que también se produjo recientemente con el Ayuntamiento de Yunquera cuando también decidió tomar esta misma decisión en Río Grande.

De este modo los aficionados al deporte de aventura se quedan sin dos de los grandes atractivos de la zona, aunque todavía siguen abiertos Buitreras y el propio cañón del Tajo de Ronda.

Además, desde el sector lamentan que las administraciones estén optando por prohibir y no por regular, como está ocurriendo en el resto de actividades. “A nadie se le ocurre directamente cerrar la playa, lo que se hace es regularlo”, indica Carlos García, uno de los propietarios de empresas de aventura de la zona.

Mientras tanto, desde el Ayuntamiento alegan que es imposible mantener las medidas de seguridad para evitar la propagación del Covid-19 y tampoco se puede proceder a la desinfección de las aguas, por lo que se adopta esta decisión para preservar la salud de los vecinos de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios