Provincia

Marbella aprueba la modificación de las normas urbanísticas

  • Permitirá la realización de obras de ampliación y reformas en edificiaciones que se encontraban fuera de ordenación

El Ayuntamiento de Marbella aprobó ayer en el pleno de forma provisional la modificación de las normas urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de 1986. Se trata de uno de los documentos que devolverán a corto plazo la estabilidad necesaria al urbanismo de la ciudad, junto con el texto refundido del PGOU y su adaptación a la LOUA, y que según la edil de Ordenación del Territorio, Francisca Caracuel, recogen "las reglas del juego" del urbanismo municipal "y lo que se puede o no hacer en base al plan de 1986". "Estas normas no respondían a la realidad social, económica y urbanística de una ciudad como Marbella", expuso.

Con este trámite se han resuelto las 181 alegaciones presentadas al documento. De ellas, 81 han sido informadas por los servicios técnicos y jurídicos desfavorablemente, 43 favorablemente, 36 como parcialmente favorables, 15 han sido dictaminadas como improcedentes y seis se encontraban fuera de plazo. Para continuar con la tramitación, se remitirá el documento a la delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que emita el informe preceptivo y, posteriormente, se aprueben definitivamente las normas urbanísticas para su entrada en vigor.

Se permitirá el uso hostelero en primeras plantas de viviendas del casco antiguo

"Ahora se permitirán ampliaciones, mejoras y reformas en edificios que estaban fuera de ordenación", explicó Caracuel. También se podrán otorgar licencias en suelos en los que no existen mediante un proyecto de obra de urbanización (POU), que "simplifica los trámites". Igualmente, se autorizará el uso de hostelería en las primeras plantas de viviendas del Casco Antiguo o que los establecimientos hoteleros puedan ampliar sus instalaciones con parcelas colindantes aunque el uso no sea hotelero mediante la tramitación de un estudio detalle. "Este expediente podría estar aprobado definitivamente hace tiempo porque fue hace ya 19 meses cuando se trajo por primera vez a pleno", continuó la edil, quien aseguró que "ahora el urbanismo comienza a funcionar".

Por otro lado, también en materia urbanística, el pleno aprobó, con los votos a favor del equipo de gobierno (PP y OSP), en contra de IU y Costa del Sol Sí Puede y la abstención del PSOE, la incorporación al planeamiento urbanístico de los suelos urbanos consolidados declarados así por sentencia judicial firme, por declaraciones administrativas, por actos propios, por acuerdos plenarios o por la Junta de Gobierno Local.

Con este son tres los documentos puestos en marcha por el ejecutivo local para garantizar la normalidad y la seguridad urbanística en el municipio. Junto a la modificación de las normas urbanísticas, cabe recordar que ya se aprobó el texto refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 y que está abierto el periodo de información pública de la adaptación del PGOU del 86 a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga (BOPMA).

En otro orden de cosas, también se aprobó una moción para instar a la Consejería de Justicia e Interior a adaptar las medidas para crear un nuevo Palacio de Justicia y se dio luz verde a la propuesta presentada por el grupo municipal de Izquierda Unida para que el Ayuntamiento inicie los trámites necesarios para mejorar la conexión entre urbanizaciones desde Bello Horizonte hasta Elviria, creando una trama alternativa a la siempre colapsada A7 de viales con una extensión de diez kilómetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios