Provincia

El PP pide al Gobierno conservar los viales creados para las obras del kilómetro 222 de la A-7 de acceso a Benalmádena

  • También solicitarán que instale pantallas antirruidos en el carril de desaceleración que entra dirección Fuengirola

El kilómetro 222 de la A-7 de acceso a Benalmádena. El kilómetro 222 de la A-7 de acceso a Benalmádena.

El kilómetro 222 de la A-7 de acceso a Benalmádena. / Javier Albiñana

El grupo del PP en la Diputación de Málaga pedirá al Gobierno central que conserve y mejore los viales creados durante la remodelación del punto kilométrico 222 de la autovía A-7 para su uso de manera definitiva como nuevo acceso al municipio malagueño de Benalmádena.

Así lo solicitarán los populares en el pleno de este miércoles, 17 de febrero, donde además pedirán que la partida presupuestaria destinada a la demolición del actual enlace provisional se use para mejorarlo y hacerlo definitivo.

El conservar este desvío daría servicio a los vecinos de Santangelo Norte así como a muchos ciudadanos de Torremolinos, empresarios, trabajadores y usuarios del Parque Empresarial La Leala, precisa el PP, que añade que, al tiempo, "aliviaría la nueva salida y supondría un ahorro de tiempo para todos estos vecinos".

Las obras de este punto kilométrico, que han sido una reivindicación histórica, se licitaron en diciembre de 2015 y se adjudicaron en abril de 2017, colocándose la primera piedra en julio de ese año.

"Estas obras sufren un enorme retraso, están en los últimos meses de ejecución. Después de haber analizado el proyecto y habiéndose demostrado el buen servicio que han prestado los desvíos provisionales, comprobamos su necesidad ante posibles situaciones de urgencia o emergencia, tanto en Benalmádena como Torremolinos", sostiene el portavoz del PP, Francisco Oblaré, quien añade que es momento de "mirar al futuro y mantener este acceso". A su juicio, "puede ser de gran utilidad por el crecimiento que están experimentando estos dos municipios".

También piden desde el PP al Ejecutivo que instale pantallas antirruidos en el tramo de vial de desaceleración que entra dirección Fuengirola hasta desembocar en el punto kilométrico 222, la entrada a Arroyo de la Miel.

Según Oblaré, las pantallas antirruidos proyectadas en 876 metros solo se contemplan en la zona de aceleración desde el punto kilométrico 222 dirección Torremolinos pero no en la entrada o desaceleración desde Fuengirola, "que es precisamente donde se encuentra la mayor densidad de viviendas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios