Provincia

El PP desbancará al PSOE de la Alcaldía de Torremolinos con una moción de censura

  • La moción de censura ha sido suscrita por Vox, Por mi Pueblo, Ciudadanos y el concejal no adscrito Nicolás de Miguel

El PP desbancará al PSOE de la Alcaldía de Torremolinos con una moción de censura

El PP desbancará al PSOE de la Alcaldía de Torremolinos con una moción de censura

El Partido Popular de Torremolinos se ha propuesto arrebatar la Alcaldía al socialista José Ortiz y en la mañana de este jueves ha presentado en el Ayuntamiento de la localidad costasoleña una moción de censura que ha sido suscrita por VOX, Por mi Pueblo, Ciudadanos (Cs) y por el concejal no adscrito Nicolás de Miguel.

El documento ha sido presentado hoy en el Consistorio por la portavoz popular, Margarita del Cid, que ha estado acompañada por sus concejales y los partidos que han apoyado la moción de censura.

Así, el tablero político de Torremolinos vuelve a tambalearse y los efectos del movimiento de fichas de ajedrez se resolverán el próximo 20 de diciembre, día para el que Del Cid ha anunciado la fecha de celebración del Pleno de investidura, en el que tomaría el bastón de mando como alcaldesa.

En el documento político la portavoz popular ha destacado que ha aceptado su “designación como candidata a la Alcaldía por la mayoría absoluta de las firmas de los concejales de la Corporación”, un nuevo acuerdo que según ha declarado representa a “más del 55% de los votantes de este municipio” y en el que no está previsto que VOX forme parte del equipo de Gobierno resultante si prospera la moción de censura, al que se sumarían “Por mi Pueblo y el edil de Cs, David Obadía”.

Del Cid ha justificado este nuevo giro político en la localidad en la gestión desarrollada en estos últimos años por el Gobierno socialista, liderado por José Ortiz, de la que ha destacado que han sido “seis años de desidia, de falta de trabajo, de falta de acierto y de falta de políticas para todos”.

La popular ha lanzado a los vecinos un mensaje de tranquilidad y ha señalado que la moción “se presenta para que los torremolinenses ganen, para que sigamos siendo un municipio líder y para que recuperemos la calidad de los servicios públicos. Es una moción en beneficio de Torremolinos y no va en contra de nadie, va a favor de Torremolinos”, ha subrayado.

Por su parte, el alcalde socialista, José Ortiz, ha considerado que el documento presentado este jueves es “oportunista” y ha lamentado que el gobierno que lidera “está siendo amenazado con una moción de censura justo en el momento en el que empezamos a recuperarnos de una pandemia tras una gestión difícil y volcada en los Servicios Sociales del municipio”.

El regidor ha recordado que tras la crisis sanitaria, económica y social generada por la pandemia de coronavirus, desde el Ejecutivo local “nos propusimos que nadie se quedase atrás, y eso conllevaba no hacer grandes inversiones y obras, sino centrarnos en el vecino y la vecina y su difícil situación”, ha recalcado.

La localidad costasoleña ha estado marcada en los últimos tiempos por la polémica en cuanto a los pactos, acuerdos y apoyos políticos para alcanzar la Alcaldía después de registrar 20 años de mayorías absolutas del PP, una tendencia que revirtió el partido socialista en junio de 2015 con la toma del bastón de mando por parte de José Ortiz, que en aquella ocasión estuvo amparado por los avales de Ciudadanos, el partido instrumental de Podemos, Costa del Sol Sí Puede, e IU.

El primer edil de PSOE volvió a revalidar su cargo en junio de 2019 tras unas elecciones municipales en las que el Partido Popular resultó ganador con el 32,5% de los votos, por lo que necesitaba de apoyos para gobernar al sumar 9 concejales y faltarle 4 para obtener la mayoría absoluta, y que finalmente la ingeniería política reversó y alzó al PSOE a la Alcaldía pese a recabar el 30,14% de los sufragios.

Para esta ocasión, los socialistas sellaron un acuerdo que no estuvo exento de polémica y para conformar el Gobierno local de Torremolinos recabaron los apoyos tras los comicios de 2019 de Adelante, que obtuvo 3 concejales; Por mi Pueblo, que contó con una edil; y la concejala no adscrita Lucía Cuín, la que fuera número dos en la lista de Vox en aquellas elecciones y que dejó este partido tras recibir presiones internas para abandonar su acta después de participar en el despliegue de la bandera LGTBI en la feria Gay Pride, que celebra el Día del Orgullo en la ciudad costasoleña, por lo que pasó al grupo de no adscritos.

Otro de los puntos clave de la actual legislatura fue el paso del concejal que lideraba la lista de Cs a las alecciones municipales de 2019 en el municipio costasoleño, Nicolás de Miguel, al grupo de ediles no adscritos, abandonando la formación naranja por no estar de acuerdo con la dirección del partido.

Ese mismo año, el exdirigente de Ciudadanos pasó a formar parte del Ejecutivo pactado entre PSOE, Adelante, Por mi Pueblo y la concejala no adscrita Lucía Cuín; pasando a convertirse en el responsable del área de Igualdad del Ayuntamiento de Torremolinos, aunque se le mantuvo la misma remuneración. El cargo como edil lo ostentó hasta noviembre de 2020, cuando cesó de manera voluntaria a causa de la sentencia del Tribunal Supremo dictada el pasado año que impide otorgar privilegios a los concejales tránsfugas.

Ahora, De Miguel se suma a la moción presentada por el PP, de la que también forma parte Avelina González, de Por mi Pueblo, que apoyó la investidura de Ortiz en 2019; quien hoy ha declarado que “al mes de estar en este Ayuntamiento me di cuenta de que minar los puentes que tenía con el PP era un completo error”. De este modo, la formación localista liderada por el que fuera alcalde popular entre los años 1995 y 2015, Pedro Fernández Montes, se vuelve a aliar después de abandonar éste las siglas azules en 2019 y afirmar que “me voy porque me han echado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios