EMPLEO Oferta de trabajo en Málaga: buscan operarios de alimentación y ofrecen "salarios competitivos"

Provincia

La Policía identifica a la joven hallada muerta en Torremolinos: 21 años, noruega y residente en España desde hacía un año

Comisaría de Policía Nacional de Torremolinos.

Comisaría de Policía Nacional de Torremolinos. / POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha identificado a la joven cuyo cuerpo sin vida -con signos de asfixia- fue localizado el pasado miércoles 13 de septiembre en una zona residencial de la localidad malagueña de Torremolinos. Se trata de una joven de 21 años y de nacionalidad noruega, aunque residía de forma permanente en España desde hacía un año. 

Esta identificación oficial se ha practicado a partir de las impresiones dactilares facilitadas por las autoridades de Noruega, han informado desde la Comisaría Provincial de Málaga, al tiempo que han asegurado que el fallecimiento de la mujer ha sido comunicado a sus familiares, que se encuentran en su país de origen, y con quienes los investigadores mantienen comunicación para llevar a cabo la repatriación del cadáver.

Asimismo, apuntan que la investigación continúa abierta, no descartándose ninguna hipótesis sobre la muerte de la joven. De momento, los agentes continúan a la espera del resultado definitivo de la autopsia y un informe toxicológico, que será determinante para el total esclarecimiento de los hechos.

El hallazgo del cuerpo sin vida de la joven se produjo en la calle Ronda Alta de Benyamina, sobre las 1:10 , cuando un testigo alertó al servicio de Emergencias 112 Andalucía de que una mujer se encontraba "tirada" en la calle. De inmediato, el centro coordinador movilizó a efectivos de la Policía Local y Nacional, así como al Centro de Emergencias Sanitaria 061 de Andalucía, que indicaron que la mujer se encontraba sin vida. 

Hasta el lugar, ubicado en Playamar -entre los barrios de El Bajondillo y Los Álamos-, también acudió la comitiva judicial, integrada por el juez, el letrado de la administración de Justicia y el médico forense, que procedieron al levantamiento del cadáver. A continuación, el cuerpo sin vida de la joven fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Málaga.

Cabe recordar que en mayo de este año, otra joven también perdía la vida en el municipio malagueño de Torremolinos. Se llamaba Paula y fue su pareja ala que le arrebató la vida a puñaladas. El cadáver presentaba numerosas heridas de arma blanca en distintas zonas del cuerpo, entre ellas las piernas y la espalda, lo que podría indicar que el supuesto autor pudo atacarla sorpresivamente en un instante de la discusión que ambos estaban manteniendo.

La víctima, que tenía 28 años, sufrió también cortes en las manos que le provocaría cuando trataba de defenderse. Así se desprendía de la autopsia que un grupo de forenses le practicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios