Provincia

Alertan del riesgo de paneles de cristal para las aves tras varias muertes de ejemplares en Ojén

  • SEO/Birdlife señala que este caso "no es una excepción" y destacan que es la segunda amenaza más importante para las especies

Operarios colocan cintas en las pantallas acústicas de Ojén Operarios colocan cintas en las pantallas acústicas de Ojén

Operarios colocan cintas en las pantallas acústicas de Ojén

La organización ecologista SEO/Birdlife ha alertado este martes sobre el grave riesgo que suponen para las aves las infraestructuras y edificios de cristal, tras la reciente muerte de decenas de ejemplares de diferentes especies al chocar contra unas pantallas acústicas en la carretera de Ojén a Marbella.

La asociación ha señalado en un comunicado que "el caso de Ojén no es una excepción", puesto que los cristales causan la muerte de millones de aves cada año en el mundo, y prevé que esta "amenaza" aumente debido al creciente uso del cristal en edificios e infraestructuras.

El choque de aves es la segunda amenaza más importante para las aves después de la destrucción de hábitat en Estados Unidos, donde se calcula que cada año mueren más de mil millones de ejemplares por esta causa.

En España, aunque no existen estadísticas, casos como el de Ojén y algunos estudios apuntan a que "también representa una amenaza importante", según la responsable de biodiversidad urbana de SEO/Birdlife, Beatriz Sánchez.

La solución al problema pasa por tener en cuenta el riesgo en la fase de diseño de cualquier infraestructura o edificio de cristal en lugares en los que haya presencia de aves y tomar medidas para evitarlo, ha indicado.

En el caso de Ojén, en el que los cristales ya están instalados, plantea la posibilidad de encargar una pintura o un vinilo con un diseño a medida, no dejar espacios sin rotular mayores que la palma de una mano y emplear preferentemente el color blanco para asegurar el contraste en condiciones de poca luz.

La semana pasada, integrantes de SEO Málaga visitaron la zona de Ojén donde están los paneles, situados a lo largo de 600 metros entre el kilómetro 31 y 32 de la carretera A-355, donde fallecieron "varias decenas de aves", entre ellas petirrojos, zorzales, carriceros, currucas y arrendajos.

Allí comprobaron que el panel "más conflictivo", situado en un barranco, se había protegido con un vinilo consistente en un entramado de ramas y siluetas de rapaces nocturnas, que fue encargado por el Ayuntamiento de Ojén para "paliar la situación más urgente", una solución que "está resultando efectiva".

Otros paneles se han cubierto con siluetas negras de aves, uno de los recursos más utilizados en estos casos, a pesar de que no está demostrada su eficacia, ya que "las aves no las reconocen como enemigos y no ofrecen suficiente contraste cuando la iluminación es escasa".

Por ello, SEO/Birdlife se ha dirigido nuevamente a la promotora y al Ayuntamiento de Ojén para que se corrija la situación y así evitar que sigan muriendo aves en esas pantallas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios