Coronavirus

Coronavirus en Málaga: Temor y dudas en Cuevas del Becerro

Colas de vecinos para hacerse la prueba PCR. Colas de vecinos para hacerse la prueba PCR.

Colas de vecinos para hacerse la prueba PCR. / Javier Flores (Cuevas del Becerro)

El temor invade desde el pasado viernes a los vecinos de Cuevas del Becerro al conocerse que el 71,4% de las personas que habían sido sometidas a un cribado masivo ante el incremento de casos de coronavirus había dado positivo. La localidad tiene 1.589 habitantes. El cribado se hizo a 182 vecinos y 130 estaban infectados. Desde entonces las dudas se dispararon, los teléfonos de los responsables municipales no han dejado de sonar y hasta el miedo llegó a las familias en las que cuentan con personas mayores a su cargo, como reconocía el primer teniente de alcalde, Pedro Nieblas.

Los cueveños no se explican qué pudo provocar que se llegue a una situación así, hasta el punto de que tras conocer los resultados del cribado la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía decidió someter a pruebas PCR a la totalidad de la población. Unas toma de muestras que se inició este lunes a primera hora en uno de los nuevos camiones puestos en marcha por el Gobierno andaluz para hacer frente a estas situaciones. “Menudo estreno va a tener el camión”, afirmaba una de las vecinas desde la cola de espera para realizarse la prueba. “Parece una película pero es la realidad”, respondía otro vecino.

Unas colas que prácticamente no faltaron a las puertas del camión situado en la plaza Primero de Mayo al que iban llegando los 1.400 vecinos que habían sido citados mediante un mensaje sms para acudir a realizarse la prueba. Mientras tanto, los mayores de 75 años y los niños fueron citados en el centro de salud. Un remolque en el que los sanitarios dejaban ver en sus empañadas pantallas el esfuerzo y lo complejo de trabajar con los equipos de protección.

Mientras el goteo de cueveños no dejaba de llegar al punto de toma de muestras, las colas se extendían a las puertas de las tiendas, panadería y farmacia, aunque en la botica la dependienta atendía con la puerta cerrada a los vecinos que iban llegando.

Muchos optaron por hacer acopio de víveres ante la incertidumbre del futuro inmediato. El Consistorio y la Junta de Andalucía lanzaron un llamamiento a los vecinos para mantenerse en sus viviendas y evitar salir a la calle. No obstante, este lunes optaron por llenar los carros de compra y adquirir importantes cantidades de pan para, precisamente, no tener que estar acudiendo de forma diaria a los establecimientos de venta.

“No sabemos lo que nos espera”, decía una vecina que había adquirido varias bolsas de productos a las puertas de su casa y tras recibir la ayuda de una de las dependientas para llevarle la compra a casa. Precisamente, desde la agrupación de Protección Civil de Ronda se estableció un puesto de mando en el que recibir las peticiones de productos de primera necesidad como alimentos o medicamentos por parte de aquellas personas que ya se encuentran en situación de confinamiento o personas mayores que optan por no salir de sus viviendas.

Mientras tanto, de la seguridad se están encargando las patrullas de la Guardia Civil y también los agentes de la Policía Autonómica que han sido desplazados a la localidad al encontrarse confinando al agente de la Policía Local.

Además del control interno de la localidad, en la entrada al municipio los agentes de la Guardia Civil tienen controles prácticamente permanentes desde el pasado viernes para mantener un control de las entradas y salidas de los vecinos. En algunos momentos de la jornada de este lunes llagaron a ser varias las patrullas que al mismo tiempo establecieron con control férreo de entrada y salida de la localidad.

Por su parte, el delegado provincial de Salud, Carlos Bautista, también acudió este lunes a Cuevas del Becerro para conocer de primera mano el trabajo que se estaba realizando, asegurando que con el muestro de la totalidad de la población se busca poder contar con una imagen exhaustiva de la situación sanitaria por la que pasa la localidad y que parece ser bastante preocupante a tenor de los datos del cribado masivo realizado. Precisamente, los vecinos mostraron este lunes su esperanza de que estas pruebas puedan valer para controlar la situación de un modo mucho más rápido, ya que al tener controlados los positivos que existen en el municipio esperan poder frenar la expansión del virus.

Mientras tanto, las autoridades insisten en la necesidad de respetar las normas de seguridad para evitar los contagios y extremar las conductas de higiene, ya que se detectó un alto índice de positivos asintomáticos que podrían ser fuentes de contagio sin dichas medidas al no presentar síntomas que puede hacerles pensar que están contagiados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios