Provincia

Un detenido por el incendio de Estepona que obliga al desalojo de 192 viviendas

  • Al parecer, había intentado quemar una colmena de abejas

  • El fuego ha quemado unas 85 hectáreas de gran valor ecológico, según la Junta

Llamas del incendio declarado en Estepona. Llamas del incendio declarado en Estepona.

Llamas del incendio declarado en Estepona. / Carlos Díaz / EFE

La Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía ha detenido a una persona como presunta responsable del incendio de Estepona que ya ha obligado al desalojo de 192 viviendas. Al parecer, según ha informado el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, el sospechoso habría intentado quemar una colmena de abejas y "evidentemente se le ha ido de las manos". 

El fuego continúa sin control desde las 11:20 de la mañana de este lunes, cuando saltaron todas las alarmas. Hay dos frentes activos y, aunque uno de ellos preocupa menos a los efectivos que trabajan en la zona, el otro avanza hacia la urbanización Forest Hill, donde a última hora de la tarde se ha procedido a la evacuación de 150 viviendas.

Según fuentes del servicio de Emergencias 112 Andalucía, estas se suman a otras 42 casas diseminadas en la zona alta del río Padrón y el entorno conocido como La Tejilla. Esta evacuación se efectuó de forma preventiva, en previsión de posibles cambios de viento que pudieran acercar el humo a la zona.

Todos los vecinos desalojados cuentan para alojarse con el polideportivo de El Carmen, habilitado por el Ayuntamiento de Estepona en el marco de su Plan de Emergencia Municipal.

En la zona continúan trabajando un total de más de 200 personas del operativo de extinción y protección a la población. La Delegación del Gobierno andaluz en Málaga decretó, a las 17:00, el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma (Plan Infoca), en su fase provincial.

En concreto, el nivel 1 hace referencia a aquellos incendios que, pudiendo ser controlados con los medios de extinción previstos en el Plan, se prevé por su posible evolución la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y de los bienes.

A lo largo de la tarde se ha ido ampliando el dispositivo hasta llegar a 170 bomberos forestales y 22 medios aéreos. Esos últimos han apurado al máximo las horas de luz para tratar de controlar las llamas, hasta retirarse pasadas las 21:00 horas.

Durante la noche otros 74 bomberos forestales y cuatro bombas procedentes de las provincias de Cádiz, Córdoba, Granada y Sevilla, se sumarán como refuerzo en la zona.

Así, serán más de 250 los efectivos que durante la noche seguirán luchando contra las llamas en el paraje de Peñas Blancas, donde hasta esta hora se han quemado unas 85 hectáreas "de gran valor ecológico", según ha detallado la consejera de Agricultura, Carmen Crespo.

Desde el 112 precisaron que desde las 11:20 se sucedieron las llamadas de particulares que avisaban de un incendio junto a la carretera de Genalguacil. Fuentes sanitarias confirmaron que, durante la intervención de los servicios operativos en las tareas de extinción, tuvieron que atender en el lugar a cinco personas por intoxicación por humo, quemaduras leves y contusiones, aunque ninguna precisó traslado hospitalario.

La envergadura del operativo fue creciendo con el paso de las horas debido a las condiciones climatológicas y orográficas. Al respecto, desde el Plan Infoca ya advertían pasadas las 14:00 de los vientos del terral, de las altas temperaturas y de la presencia de fondos de barranco en la zona.

Por la tarde, la consejera de Agricultura confirmó los detalles de la operación y la intención de “apurar lo máximo posible” el papel de los medios aéreos. Los mismos se retiraron de la zona por la escasez de luz pasadas las 21:00, dando paso exclusivamente a los efectivos terrestres.

No es la primera ocasión en los últimos años en que esta zona es pasto de las llamas. A mediados de 2010, el fuego obligó a desalojar a unas 200 personas de viviendas cercanas al paraje denominado Río Padrón, y que llegó a afectar a 19 hectáreas de terrenos de pastizal y matorral.

En aquella ocasión participaron en las labores de extinción diez técnicos y Agentes de Medio Ambiente, junto con 78 especialistas de extinción, y cuatro agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), cinco vehículos autobomba, la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), y una unidad de maquinaria pesada, además de bomberos y Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios