Provincia

Al menos un detenido por irregularidades en la retirada de coches por la grúa de Estepona

  • Se investiga si la concesionaria rematriculaba y vendía los coches retirados y en depósito

Nueva vuelta de tuerca a la concesión del servicio de depósito de vehículos de Estepona. Si en diciembre del año pasado se abría expediente a la concesionaria, Rimasa 2003, y el pasado mes de octubre el Ayuntamiento rescataba el servicio, ayer la Policía Nacional detenía a al menos una persona por la presunta rematriculación irregular de coches que se encontraban en las instalaciones municipales.

El pasado mes de noviembre el propietario de la empresa Rimasa 2003, Jaime Rico, ya desvinculó a su sociedad de la venta irregular de vehículos que se encontraban en el depósito y que investiga un juzgado de la localidad. Según dijo, "en los últimos años hemos vendido unos 25.000 vehículos a unos 40 desguaces, pero nunca a particulares, por lo que si hay algún coche circulando que no debiera estarlo habrá que preguntarle a los desguaces".

El concejal de Seguridad Ciudadana, Sergio López (PSOE), explicó que las irregularidades detectadas en el servicio "respondían a cuestiones administrativas", a lo que añadió que nunca tuvo conocimiento de que se hiciera "un uso indebido de los bienes depositados".

Actualmente, el servicio de depósito de vehículos lo prestan trabajadores municipales. El Consistorio rescató el servicio que venía siendo prestado en precario desde diciembre de 2007, cuando expiró la concesión.

Rimasa 2003 reclama varios meses impagados al Ayuntamiento, no sólo del depósito, sino también de la retirada de vehículos, si bien la liquidación realizada por los técnicos municipales no coincide con las cifras exigidas por la empresa.

Fuentes cercanas al caso señalaron que pueden producirse más detenciones relacionadas con el caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios