Provincia

Buscan al hombre que se atrincheró con un arma de fuego en una vivienda de Campillos tras escapar

Dispositivo policial en Campillos

El hombre que permanecía atrincherado desde anoche con un arma de fuego en una vivienda en Campillos ha escapado de la Guardia Civil antes de que los investigadores accedieran al interior del inmueble. Se había encerrado tras un altercado vecinal y, después, recibió a la Policía Local con una escopeta, según las distintas fuentes consultadas por este periódico. 

Un amplio dispositivo policial continúa activo en el municipio para localizarle. Hasta allí habían acudido agentes de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil con la intención de convencerle de que depusiera su actitud y saliera de la casa. Los efectivos realizaron una entrada y registros en la casa donde se suponía que el hombre seguía, pero no ha sido encontrado. Desde el Instituto Armado han señalado que se continúa la búsqueda. "No hemos localizado a esta persona", han informado.

El individuo, que estaba en busca y captura por la presunta comisión de otros delitos anteriores, pasó toda la noche parapetado. Los investigadores trataron de negociar con él pero no hubo éxito. Los hechos se produjeron tras un requerimiento vecinal, sin que por el momento hayan trascendido cuáles fueron los motivos.

Agentes junto a la vivienda Agentes junto a la vivienda

Agentes junto a la vivienda / María José Díaz

El alcalde de Campillos, Daniel Gómez, ha explicado a Europa Press que el hombre estaba "solo, atrincherado en la vivienda, con un arma de fuego". Así, detalló que tanto la Guardia Civil como la Policía Local se encuentran en el lugar.

Asimismo, el regidor ha precisado que hubo negociaciones entre los agentes y el hombre, a la espera de que saliera de la vivienda. "El hombre, por el momento, no entra en razón y se está a la espera", sostuvo en un primer momento el máximo responsable de Campillos. 

Según Efe, el hombre se parapetó en su domicilio, situado en el número 1 de la calle Campos Moreno, sobre las 23:30 horas. En un principio lo hizo con su madre dentro, pero la mujer pudo salir de la vivienda a lo largo de la noche.

Por otra parte, cabe recordar que, hace un par de semanas, se vivieron también momentos de tensión en Estepona al escalar un hombre la fachada del Ayuntamiento y amenazar con quitarse la vida. La entrada del edificio tuvo que ser acordonada. Ni se podía acceder ni tampoco los empleados pueden salir de las instalaciones. En el interior no se pudo atender al público ni realizar durante un par de horas ninguna gestión.

El individuo escaló la pared del edificio, que tiene siete plantas, y consiguió llegar hasta la terraza, según fuentes municipales consultadas por este periódico. Allí actuó un amplio dispositivo formado por psicólogos, efectivos de la Policía Local y de la Nacional, además de bomberos. Una ambulancia con sanitarios se desplazó también hasta el lugar, pero su intervención no fue necesaria. Poco después, un negociador de la Policía Nacional logró convencer al hombre para que bajara de forma voluntaria. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios