Provincia

Un juzgado declara procedente el despido de Roca del Ayuntamiento

  • El equipo de gobierno del PP valora la decisión judicial, con la que "se pone en su sitio" al ex gerente de Urbanismo, al que acusa del "expolio" causado a la ciudad

Juan Antonio Roca, ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella y presunto cerebro de la trama de corrupción Malaya, ya no forma parte de la plantilla municipal. Así ocurre después de que el Juzgado de lo Social número 11 de Málaga haya declarado procedente su despido, promulgado por el Consistorio el pasado 24 de agosto, según comunicó ayer el coordinador de Personal y Hacienda, Carlos Rubio.

La fecha antes mencionada, el consejo rector del Organismo Autónomo Local de Servicios Operativos aprobó el despido de Roca, actualmente en prisión por el caso Saqueo I (por el cual fue condenado a seis años tras ser declarado culpable del desvió de 26,7 millones del Consistorio a empresas privadas entre 1991 y 1995) por "faltas reiteradas e injustificadas a su puesto de trabajo", según se especifica en la resolución del expediente disciplinario incoado contra el ex asesor de Urbanismo. La decisión se basa en que el afectado "se halla en situación de prisión preventiva y por tanto con el contrato de trabajo en suspenso en tanto recae sentencia firme y ejecutoria", a lo que se añade que el afectado tiene dos sentencias firmes.

Rubio quiso puntualizar que el Ayuntamiento "siempre ha defendido el camino marcado por los servicios jurídicos municipales", que finalmente ha logrado el despido de Roca, "a pesar de las críticas del PSOE, que una vez más ha demostrado no tener ni el conocimiento ni la aptitud en esta materia".

De igual modo, aseguró que la sentencia es un triunfo del "sentido común" que pone a Roca "en su sitio tras el expolio y el grave daño que ha causado a la ciudad y al Ayuntamiento durante años, como demuestran los múltiples procedimientos penales en los que está implicado". Así, el portavoz municipal quiso expresar la satisfacción del equipo de gobierno "por el despido de un señor de la poca catadura moral de Roca, que en todo momento ha intentado aprovecharse del Ayuntamiento y que ha hecho gala de una gran desfachatez al recurrir dicho despido".

En su momento, el expediente de despido explicaba las sentencias a las que se acogía este expediente disciplinario. La primera, el auto 513/04 del Juzgado de Lo Penal número 7 de Málaga. La segunda, la número 355/08 del mismo juzgado, que le condenaba como autor de dos delitos de tráfico de influencias por "prevalerse de sus relaciones personales con el señor alcalde de la localidad, Jesús Gil, y mediante su mediación favorecer económicamente a los promotores que luego construyeron Belmonsa". Esta decisión le inhabilitó para el derecho de sufragio pasivo y le obligaba al pago de una multa superior a los 2,4 millones y cinco años de inhabilitación especial para cargo de gerente de Urbanismo en las entidades locales.

Desde el PSOE, su portavoz, Susana Radío, valoró la noticia y recordó que fue gracias a la insistencia de su partido "cuando el PP, a la tercera, inició el expediente de despido, pero con cinco meses de retraso". "Esto pone de manifiesto que de no haber sido por los socialistas, Ángeles Muñoz habría mantenido a Roca en nómina", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios