Provincia

El obús que cayó en el túnel

  • Las grietas en El Cantal son la huella de 'la desbandá'

No son pocos los paseantes de El Cantal que cuando atraviesan el túnel han pensado que la piedra se resquebraja. Que el transcurso de los años, de forma natural, ha quebrado uno de sus muros permitiendo en ella la entrada de la luz. Sin embargo, esa fractura más allá de reflejar paso tiempo simboliza el de la historia. Es la huella del trágico episodio de la Huida de la Carretera de Almería el 8 de febrero de 1937.

Como recuerda el historiador Miguel Alba, aquel día, tras la entrada a Málaga de las tropas franquistas, decenas de miles de personas abandonaron la ciudad y sus pueblos para huir por la carretera que estaba pegada a la playa con dirección Almería. Fue entonces cuando la población fue atacada por mar y aire. "La gente huía aterrada por el bombardeo y encontraron en los túneles de El Cantal un lugar para refugiarse. También acudieron hasta allí muchos vecinos de La Cala del Moral que pensaron que era un buen sitio donde estar protegidos", explica Alba. Y lo fue hasta que uno de los buques - Canarias, Baleares o Almirante Cervera - lanzó un obús que impacto con el muro y penetró en el interior del primer túnel. "Son los mayores quienes han constatado como aquel día corrían hacia el túnel para protegerse de los bombardeos. Era un lugar estratégico. El boquete que hay en el túnel es una señal de aquella barbarie en la que tantas personas murieron", explica este historiador que además de haber sido el coordinador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Axarquía, ha escrito varios libros como la "Segunda República del municipio de Benagalbón" o "La tragedia de Benagalbón".

Ahora el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha aprobado por unanimidad colocar una placa conmemorativa en memoria de las víctimas inocentes de la Huida de la Carretera de Almería, como así lo han hecho en Málaga capital con el recuerdo que existe en el Peñón del Cuervo o en el Parque de la Memoria de Torre del Mar. "Nuestra intención es evitar el olvido de estas víctimas en Rincón de la Victoria. Por eso, el lugar más adecuado sería el primer túnel de La Cala del Moral, por la referencia que hace el autor del II Premio de Investigación Histórica "Bezmiliana", Miguel Alba Trujillo a los ataques a civiles refugiados en el túnel", señaló el portavoz de IU, Pedro Fernández Ibar durante la presentación de la propuesta que lleva además aparejada la creación de una comisión para la recuperación de la memoria histórica de Rincón de la Victoria, conformada por todos los partidos políticos con representación municipal y aquellas asociaciones que quieran participar en la recuperación de la memoria del municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios