Provincia

Campillos traslada su encierro de protesta al Ayuntamiento y estudia movilizaciones con Teba

  • Los tebeños pasarán su segunda noche en la Iglesia de la Santa Cruz Real

Encierro en la iglesia de Teba Encierro en la iglesia de Teba

Encierro en la iglesia de Teba / Europa Press

Vecinos de Campillos han decidido, de acuerdo con la propuesta del alcalde, Francisco Guerrero, trasladar el encierro que mantienen en el pabellón deportivo de la localidad a la parte de arriba del edificio consistorial para, de ese modo, continuar la gestión municipal este lunes.

Además, el alcalde, junto a otros ediles y representantes de IU en el municipio de Ardales, se desplazarán en la noche de este domingo a Teba, localidad que ha decidido continuar con su encierro en la iglesia del pueblo para protestar, al igual que Campillos, después de que el Consejo de Ministros no declarara el pasado viernes la zona de emergencia social tras las fuertes precipitaciones que causaron graves destrozos en ambos municipios el pasado fin de semana.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento de Campillos, que han añadido que se están barajando otras movilizaciones conjuntas, como el corte de alguna carretera para incidir en la necesidad de ayudas urgentes que devuelvan la normalidad a la comarca.

"En el pueblo no están para que se les pida tranquilidad, necesitan actuar cuanto antes para solucionar todos los problemas", ha trasladado el alcalde durante la asamblea popular, celebrada este domingo por la tarde.

De esta manera, esta será la segunda noche de encierro en Campillos, en esta ocasión ya en la parte alta del Ayuntamiento. Guerrero ha trasladado a los vecinos que es más operativo para continuar con la gestión municipal que se desarrolla en el propio edificio del Consistorio, algo en lo que se han mostrado de acuerdo.

Segunda noche en la Iglesia de Teba

Encierro en el interior de la iglesia de Teba para exigir la declaración de zona catastrófica. Encierro en el interior de la iglesia de Teba para exigir la declaración de zona catastrófica.

Encierro en el interior de la iglesia de Teba para exigir la declaración de zona catastrófica. / J. F.

La asamblea popular celebrada en la tarde de este domingo en Teba ha decidido continuar con el encierro en la iglesia de la localidad como protesta por la no declaración, en el Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes en Sevilla, de zona de emergencia social.

Durante más de 40 minutos el alcalde, Cristóbal Corral, y vecinos han debatido hasta dónde pueden llegar con sus reivindicaciones. El regidor ha considerado "cierta provocación o quizá una falta de información" sobre lo que está aconteciendo en Teba y Campillos las palabras de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien ha pedido tranquilidad a los habitantes de estas localidades afectadas.

"Hay centenares de familias a las que no se les puede pedir tranquilidad porque no sabemos cómo van a echar mañana el día y cómo vamos a solventar algunos de los problemas que tenemos", ha trasladado el alcalde, quien ha incidido en que continuarán con las reivindicaciones, manteniendo este encierro en la iglesia de la Santa Cruz Real por segunda noche consecutiva.

Pese a ello, ha informado de que ven "con buenos ojos" la propuesta de la Junta de Andalucía de adelantar 3,5 millones que sumados a los cuatro millones previstos por la Diputación de Málaga "suponen 7,5 millones, lo que no supera ni el 10% de los daños ocasionados en los pueblos de la comarca".

Corral ha incidido en que es el Gobierno de España "el que debe actuar y poner los puntos sobre las íes y solventar este desastre humanitario" que están soportando diversos pueblos de la comarca de Guadalteba.

"Hay 20.000 personas a expensas de lo que se decida", ha reiterado, recordando que desde el lunes pasado llevan esperando: "Vemos dudas del Gobierno -central- pero reclamamos lo que consideramos y seguiremos, no vamos a permitir que caiga en el olvido y que con el paso de los días aminore el impacto".

A juicio del alcalde tebeño, "no es bueno pedir ni tiempo ni tranquilidad". Es más, ha exigido "celeridad y seguridad de que la gente va a tener lo que hace dos semanas tenía". "Eso es lo que reclamamos y no es ser alarmista ni nada sino que se solvente el problema que nosotros tenemos", ha concluido.

Esta será, por tanto, la segunda noche que los vecinos de Teba pasen en el interior del templo, una iglesia que es para sus ciudadanos un símbolo de las reclamaciones históricas al Gobierno central. De hecho, en 1981 fueron centenares de tebeños los que exigieron ayudas laborales y económicas para toda la comarca, reclamando entonces un aumento de los fondos del empleo comunitario y un puesto de trabajo fijo que les procurara mantener su dignidad como trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios