Tiempo de setas La Serranía de Ronda, joya de la micología

  • La variedad de hábitats con los que cuenta la Serranía de Ronda la convierten en un espacio de gran riqueza de setas, que en estos momentos alcanza su máximo esplendor

Un aficionado recogiendo setas. Un aficionado recogiendo setas.

Un aficionado recogiendo setas. / Javier Flores

La Serranía de Ronda es una de las joyas de la micología en Andalucía gracias a su gran variedad de hábitat, con diferentes tipos de arboleda y suelos, lo que se traduce en que en un espacio relativamente pequeño se pueden encontrar una gran cantidad de setas de diferentes variedades.

En estas fechas, es tiempo de setas y son frecuentes las jornadas micológicas en diferentes municipios de la comarca rondeña, como las organizadas este fin de semana en el municipio de Cortes de la Frontera, pudiendo así disfrutar los aficionados a las setas de esos espacios con la ayuda de guías locales que se encargan de conducirlos por lugares en los que nacen setas de muy diverso tipo; aunque las más buscadas son las que son comestibles, entre las que son muy apreciadas las yemas de huevo, chantaleras, níscalos o las setas de cardo, nombres populares con los que son conocidas.

La Serranía de Ronda, joya de la micología La Serranía de Ronda, joya de la micología

La Serranía de Ronda, joya de la micología / Javier Flores

Eso sí, como explica la micóloga Beli Casillas, todas tienen una función en el bosque, con independencia de si pueden ser ingeridas o no, realizando acciones tan variadas como eliminar la madera podrida o atacar las plagas como la procesionaria, caso de la Cordicep militaris, que es capaz de combatir a esta importante plaga de los pinos de forma natural.

Entre las normas del buen setero: llevar cestas

Unos encuentros en los que se pueden adquirir nuevos conocimientos o normas de buenas prácticas para los seteros, como el llevar cestas o elementos que permitan a las esporas caer al campo o que las setas deben ser sacadas al completo y tapar la zona del micelio de la que han sido cogidas.

Además, para poder realizar un reconocimiento adecuado de las setas es necesario contar con la totalidad de la misma, ya que cualquier tipo de elemento puede hacer que cometamos una equivocación a la hora de identificarlas de forma correcta y podemos llevarnos una seta venenosa o tóxica.

La Serranía de Ronda, joya de la micología La Serranía de Ronda, joya de la micología

La Serranía de Ronda, joya de la micología / Javier Flores

En este sentido, Casillas insistió en la necesidad de poder examinar la totalidad de la morfología de la seta y, en caso de tener dudas, optar por dejarla y no arriesgar.

Precisamente, la gran variedad de setas que crecen en la Serranía de Ronda hace que en estos momentos también se estén realizando investigaciones sobre la variedad de las mismas y sobre aquellas que son comestibles y que podrían ser susceptibles de comercialización.

El micoturismo apuesta por hacer rutas por estos bosques

A ello se une también el nacimiento del micoturismo, que apuesta por hacer rutas por estos bosques y ofrecer una experiencia singular a los visitantes. Precisamente, la propia Casillas cuenta ya con su propia empresa, MicoTime, dedicada a este tipo de actividades, ya que se espera que pueda ser un incentivo más para los municipios de la zona y no solo un recurso para las fechas en las crecen las que pueden consumirse.

La Serranía de Ronda, joya de la micología La Serranía de Ronda, joya de la micología

La Serranía de Ronda, joya de la micología / Javier Flores

“Tenemos una variedad de microflora impresionante”, señalaba Casillas, que insistía en esta gran cantidad de tipos como una de los aspectos destacados, ya que se puede incidir durante estas rutas en las funciones que cumplen cada una de ellas, como ayer tuvieron la oportunidad de conocer los participantes en estas jornadas, que contaron también con la colaboración de los socios de Saepo.

Cecinos y aficionados se acerquen en estos días a los bosques a recolectar

Un potencial en micología que hace también que vecinos y aficionados se acerquen también en estos días a los bosques de la comarca para tratar de recolectar algunas de estas setas que cuentan con un gran reconocimiento dentro de la gastronomía.

Es habitual durante las jornadas encontrar a grupos de personas que, cesta en mano, se recorren las zonas con mayor presencia de setas, ya que se trata de una actividad libre en montes públicos, aunque las cantidades a recoger deben ser pequeñas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios