Rincón de la Victoria

Brusca e inesperada subida de la marea en la playa de la Cala del Moral

Sube de manera repentina y con fuerza la marea en la Cala del Moral. / M. H.

Decenas de familias disfrutaban este domingo del verano en la playa de la Cala del Moral cuando, sobre las 18:00 horas, se ha producido un inusual fenómeno costero. La marea ha subido de manera brusca y repentina ante la sorpresa de los bañistas

Desde la Base de Salvamento Marítimo de Cruz Roja han informado a este periódico que esta subida responde a un alto coeficiente de mareas, "que estaba previsto en el calendario". El coeficiente de la marea hace referencia a la cifra que refleja cómo de alta está la marea respecto a la altura media del mar, es decir, la altura que suele tener. 

A esta situación, el presidente del Aula del Mar, Juan Antonio López, explica que se ha sumado la luna llena y el relieve de la playa de la Cala Del Moral. "Cuando hay luna llena, la atracción es mayor, por lo que suben las mareas. Además, hay playas concretas que tienen un relieve suave y estos fenómenos se notan mucho más", explica.  

López también señala la subida de las temperaturas como un factor determinante para este fenómeno. "El agua está más caliente, por lo que se dicta e influye en la subida de la marea". Si bien, el presidente del Aula del Mar aclara que este episodio no guarda relación con un tsunami. Desde el Servicio de Emergencias 112 han asegurado que no ha habido que lamentar ninguna incidencia relacionada con este suceso

Cabe destacar que esta repentina subida de la marea se ha producido recientemente también en diferentes playas de la geografía española, como la de Valdelagrana (Cádiz) o Santa Pola (Alicante). Si bien, en estos lugares la marea irrumpió en la playa con una intensidad aún mayor. 

En Cádiz ocurrió este sábado y de manera completamente inesperada. Según Diario de Cádiz, el fenómeno costero produjo el temor entre los bañistas y las personas que estaban en el agua y en la arena, quienes tuvieron que retirar de manera apresurada sus enseres. Aunque las tumbonas de un negocio de hamacas fueron arrastradas por el mar y el agua alcanzó una torreta de socorrismo, no hay constancia tampoco de que se produjeran heridos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios