Pescado con mercurio Nuevas recomendaciones sobre el consumo de pescado

  • La AESAN actualiza sus recomendaciones sobre las cantidades de pescado a consumir por la concentración de mercurio

Plato de pescado blanco Plato de pescado blanco

Plato de pescado blanco

La Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición (AESAN) ha establecido nuevas recomendaciones sobre el consumo de pescado ante la presencia de mercurio en estos alimentos. 

Aunque desde 2011 ya existían las pautas de consumo recomendadas por AESAN, para ciertas especies pesqueras en determinados grupos de la población, la aparición de nueva información científica y técnica ha hecho necesaria su revisión y mayor difusión entre los consumidores.

El mercurio, que puede estar presente en proporción variable en los productos de la pesca, hace que mujeres embarazadas o en proceso de estarlo, así como los niños, deban cuidar los tipos de pescado que comen y limitar las cantidades de determinadas especies.

¿Por qué se habla de mercurio y pescado?

A partir de su liberación al medioambiente el mercurio está presente en aguas de mares y ríos y puede concentrarse, en proporción variable, en los pescados. La cantidad de mercurio en los peces está relacionada con su posición dentro de la cadena trófica, por tanto, los peces depredadores, de gran tamaño y más longevos como el pez espada, tiburón, atún rojo o lucio tienen concentraciones más altas. Este fenómeno se conoce como bioacumulación.

Riesgos del mercurio para la salud

El mercurio puede afectar al sistema nervioso central en desarrollo, por exposición directa tras el consumo de ciertos alimentos o indirectamente al poder atravesar la placenta. También puede estar presente en la leche materna. Por ello las mujeres embarazadas, o que estén planificando estarlo, así como aquellas en periodo de lactancia, junto con los niños de menor edad constituyen la población más vulnerable al mercurio.

¿Es seguro comer pescado?

Sí, comer pescado es seguro y saludable. En la legislación alimentaria europea existen límites máximos de mercurio que son de obligado cumplimiento y que, controlados por las autoridades sanitarias, garantizan un consumo seguro de alimentos por la población.

El consumo de pescado conlleva, además, efectos beneficiosos para la salud ya que aporta energía, es una fuente de proteínas de alto valor biológico y contribuye a la ingesta de nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D.

También tiene un buen perfil lipídico proporcionando ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, que es un componente de los patrones dietéticos asociados con la buena salud, y pocos ácidos grasos saturados.

Especies de pescado con mercurio bajo

Los pescados que tienen una concentración baja de mercurio son: Abadejo, Anchoa/Boquerón Arenque, Bacalao, Bacaladilla, Berberecho, Caballa, Calamar, Camarón, Cangrejo, Cañadilla, Carbonero/Fogonero, Carpa, Chipirón, Chirla/Almeja, Choco/Sepia/Jibia, Cigala, Coquina, Dorada, Espadín, Gamba, Jurel, Langosta, Langostino, Lenguado europeo, Limanda/Lenguadina, Lubina, Mejillón, Merlan, Merluza/Pescadilla, Navaja, Ostión, Palometa, Platija, Pota, Pulpo, Quisquilla, Salmón atlántico/Salmón, Salmón del Pacífico, Sardina, Sardinela, Sardinopa, Solla, y Trucha.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios