Jueves Santo en Vélez-Málaga El agua truncó la noche veleña

  • En la jornada de tarde la lluvia afectó al El Pobre mientras atravesaba el Paseo Nuevo

‘El Pobre’ y María Santísima de la Esperanza, a su salida. ‘El Pobre’ y María Santísima de la Esperanza, a su salida.

‘El Pobre’ y María Santísima de la Esperanza, a su salida. / J. M. Blanco (Vélez-Málaga)

Cuando comenzaron a caer las primeras gotas sobre las seis de la tarde tan sólo estaba en la calle la Antigua Archicofradía de la Santa Vera Cruz, Nuestro Padre Jesús Nazareno El Pobre y María Santísima de la Esperanza. Les pilló en el Paseo Nuevo y aguantaron hasta que pasó la nube que dejó la tarde veleña despejada. O eso parecía. De hecho, horas antes la Comisión de Infraestructura con las cofradías del Jueves Santo tarde, acordaron declarar esta Jornada de Agua “aunque mantendrían en principio sus mismos horarios e itinerarios establecidos”.

Así, la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder en su Tercera Caída y María Santísima de la Amargura salía a su hora desde el barrio de El Pilar. La Virgen lo hacía con la marcha Amarguras como se acordó en el Congreso de Hermandades de Amargura para celebrar el centenario de la obra musical. Otro cambio significativo fue que los horquilleros sustituyeron las túnicas blancas por otras de color rojo.

La tormenta había pasado. Estas dos hermandades componen la primera parte del Jueves Santo de la capital axárquica, tras pasar hace tres años El Pobre y la Esperanza a ser la primera de la jornada.

Pero lejos de lo que parecían predecir los partes meteorológicos la noche empezó a complicarse, y cuando estaban las cinco en la calle, alrededor de las ocho y media de la tarde, volvió la lluvia. La cofradía de El Rico y la Piedad eran los que más cerca estaban de su tinglado en la plaza de El Carmen y fueron los primeros en volverse. De hecho, la Virgen apenas había salido a la plaza. El Cristo se refugiaba en el tinglado de Los Dolores. Se rompía la fila del Grupo de Regulares Melilla 52 que cada año lo escolta. Alguno de ellos incluso se metieron bajo los varales de la Piedad. Estrenaba las cabezas de varal y quedaba rematado el arco de campana con unos angelitos de Israel Cornejo.

Retirada en la calle Romero Pozo. Retirada en la calle Romero Pozo.

Retirada en la calle Romero Pozo. / J. M. Blanco (Vélez-Málaga)

La hermandad de la Humildad y la Paz también corrieron hacia el Paseo Nuevo, y encontraron cobijo en La Carrera. Ambos titulares fueron cubiertos con un plástico. A este punto también llegaba a paso ligero la Tercera Caída y Amargura que es encontraba en pleno recorrido oficial. Fue la última en encerrarse. En Romero Pozo coincidían tres de las cinco cofradías del Jueves Santo tratando de buscar refugio. La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos, conocida popularmente como Estudiantes, hizo lo propio regresando a su Casa Hermandad en torno a las once de la noche, casi una hora antes de lo marcado.

Poco antes completaban la estación de penitencia el Pobre y la Esperanza. El Cristo, como esperaban todos los veleños, bendijo en Capuchinos. Lució por primera vez en su historia una túnica lisa sin bordados ya que la clásica se está restaurando. También procesión por primera vez bajo palio una reliquia del lignum crucis al obtener el título de Santa Vera Cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios