Procesión María Santísima de la Trinidad Coronada

La Trinidad recorre su barrio como colofón del año cofrade

  • El cortejo partirá desde la parroquia de San Pablo

  • La Virgen saldrá con el manto de la Estrella de Jerez y el trono de María Auxiliadora

La Virgen de la Trinidad, tras la salida desde la iglesia de San Pablo en su festividad en 2017. La Virgen de la Trinidad, tras la salida desde la iglesia de San Pablo en su festividad en 2017.

La Virgen de la Trinidad, tras la salida desde la iglesia de San Pablo en su festividad en 2017. / Javier Albiñana

La parroquia de San Pablo se convierte este sábado, de manera excepcional, en el último escenario en el que se realizará una procesión en el presente año 2018. María Santísima de la Trinidad Coronada saldrá desde su templo para conmemorar el 50 aniversario de la bendición de la talla que realizase Francisco Buiza y recorrer el entorno de su barrio homónimo. Con este acto, la cofradía del Cautivo culmina los actos extraordinarios previstos para esta efeméride que comenzó hace doce meses con la presentación del cartel realizado por Martín España.

La procesión partirá desde el interior de la parroquia de San Pablo a las 17:30. El cortejo discurrirá por plaza de San Pablo, San Pablo, Zamorano, Empedrada, plaza de Montes, Trinidad, plaza de Jesús Cautivo, plaza de Bailén, Churruca, Carril, plaza de Montes, Sevilla, Ventura Rodríguez, Juan de Herrera, San Quintín, Malasaña, Tiro, Jara y plaza de San Pablo, donde tiene prevista su llegada a las 22:00.

Para la ocasión, la Virgen de la Trinidad lucirá una estética completamente diferente a la del Lunes Santo o sus salidas habituales en su festividad: la imagen procesionará sobre el trono de María Auxiliadora Coronada y portará el manto de la Virgen de la Estrella, de la hermandad jerezana de la Borriquita.

La Dolorosa estrenará una media luna en plata de ley realizada por Alberto Quirós

Los actos de la procesión extraordinaria se enmarcan dentro de la Octava de la Inmaculada Concepción de María, festividad a la que históricamente se encuentra vinculada la hermandad del Cautivo a través de la defensa del Voto Concepcionista realizada por los fundadores de la hermandad en el año 1946. Por ello, se ha decidido adaptar la iconografía a la de la Pura y Limpia. Además estrenará una media luna en plata de ley realizada por el orfebre granadino Alberto Quirós. A la dolorosa acompañará la banda de música Trinidad Sinfónica, mientras la formación de cornetas y tambores de Jesús Cautivo será la que abra el cortejo procesional.

Para esta ocasión, vecinos del barrio y hermanos de la corporación del Lunes Santo han exornado las calles de La Trinidad con banderolas en magenta y blanco, así como guirnaldas de flores de papel y banderas con frases alusivas a la imagen de Francisco Buiza y a los Misterios de la figura de la Virgen.

Desde el pasado miércoles 12, la Virgen de la Trinidad ha presidido el altar mayor de la parroquia de San Pablo, donde se ha celebrado un triduo extraordinario en torno a la imagen. La cátedra de las eucaristías ha estado ocupada por el sacerdote Juan Carlos Millán, párroco de San Antonio de Padua en Ronda, y durante los actos la hermandad recibió una reliquia del beato Fray Leopoldo de Alpandeire, donación del devoto Andrés García. 126 candeleros, de la hermandad y la corporación de Zamarrilla, han iluminado a la dolorosa, enmarcada por un templete gótico creado para la ocasión y en el que se encuentran una imagen de la Inmaculada Concepción y dos ángeles de la cofradía de la Cena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios