Semana Santa

De Nueva Málaga a La Victoria: Un Martes Santo pletórico

  • Rocío, Penas, Nueva Esperanza, Estrella, Rescate y Sentencia procesionan por las calles de la capital 

Hombres de trono portan a la Virgen del Rocío. Hombres de trono portan a la Virgen del Rocío.

Hombres de trono portan a la Virgen del Rocío. / Jorge Zapata (Efe)

Rocío

Virgen del Rocío. Virgen del Rocío.

Virgen del Rocío. / J. R.

La cofradía del Rocío ya desfila por las calles malagueñas. El barrio de la Victoria era un hervidero cuando, a las 15:00, la hermandad ponía en el portón la cruz de guía. El Nazareno de los Pasos en el Monte Calvario avanzaba a los sones de la agrupación musical Vera Cruz de Campillos. La Virgen del Rocío, entre vítores y gritos de guapa y vivas, se ha adentrado en el Altozano mientras la banda de música de la Esperanza interpretaba Rocío Coronada. En la Cruz Verde, unas devotas del pueblo calé han acompañado la mecida del trono mientras tocaban las palmas por bulerías y lanzaban arroz desde los balcones.

Nueva Esperanza
Nazareno del Perdón. Nazareno del Perdón.

Nazareno del Perdón. / J. Romera

La Virgen de Nueva Esperanza, frente al Nazareno del Paso. La Virgen de Nueva Esperanza, frente al Nazareno del Paso.

La Virgen de Nueva Esperanza, frente al Nazareno del Paso. / J. Romera

El mérito de la cofradía de Nueva Esperanza se hace visible en la corrección nazarena y el buen trabajo de los hombres de trono. Una forma de andar que se ha convertido en sello y seña de la hermandad. Enfilaba calle hilera el Nazareno del Perdón cuando la cabeza ha empezado a girar para adentrarse en el salón de tronos de la Archicofradía de la Esperanza. Una vez abajo, los capataces han dirigido una oración a los Tiulares del Jueves Santo. La Virgen ha hecho lo mismo que el Señor mientras la banda de música de Consolación de Huelva interpretaba Himno de Coronación. Enderezado el trono, el cortejo ha continuado su discurrir buscando recorrido oficial.

Penas

Cristo de la Agonía. Cristo de la Agonía.

Cristo de la Agonía. / J. Romera

El entorno de Pozos Dulces se convierte en un punto clave en la tarde del Martes Santos. La hermandad de las Penas ha puesto en la calle la sobriedad y elegancia de su cortejo nazareno, caracterizado por la cantidad y el buen desfilar. Tras una compleja maniobra, el Cristo de la Agonía ha avanzado desde la calle Pozos dulces hasta Fajardo de un solo tirón. La Banda de Cornetas y Tambores de la Esperanza ha enlazado las marchas Réquiem, Eucaristía y Virgen de la Paz, interrumpidas únicamente por los aplausos al finalizar las interpretaciones. La Virgen lo ha tenido más complicado a la hora de efectuar la curva debido a la longitud de los varales y el palio, aproximándose en demasía a los balcones de la zona. Después de pasar a palillera, la asociación musical de Utrera ha interpretado la marcha Virgen de Sevilla. Este año, en el manto está representada la bóveda central de la Catedral. 
Rescate 
Nuestro Padre Jesús del Rescate, en la calle Victoria. Nuestro Padre Jesús del Rescate, en la calle Victoria.

Nuestro Padre Jesús del Rescate, en la calle Victoria. / J. L. Pérez

El barrio de La Victoria cierra filas hoy en torno a las hermandades de Sentencia y Rescate. Los de calle Agua invadieron la vía de acceso al barrio con sus túnicas multicolor tras la complicada maniobra de salida, maximizada con sus las nuevas cabezas de varal del Cristo. La Dolorosa partió poco más tarde a los sones de Virgen de Gracia, de Perfecto Artola.
Sentencia
Salida del Cristo de la Sentencia desde su casa hermandad. Salida del Cristo de la Sentencia desde su casa hermandad.

Salida del Cristo de la Sentencia desde su casa hermandad. / J. L. Pérez

Unos metros más allá, al filo de la Cruz Verde, Sentencia preparaba su clásico peregrinar con la ilusión de sus nazarenos, algunos de ellos renacidos tras baches de la vida que, lejos de dejar cicatrices, mostraban vida en los ojos tras el capirote. La pregonera y el pintor del presente año fueron los encargados de sacar a toque de campana ambos tronos procesionales.
Estrella
El Cristo de la Humillación se aproxima a la basílica de la Esperanza. El Cristo de la Humillación se aproxima a la basílica de la Esperanza.

El Cristo de la Humillación se aproxima a la basílica de la Esperanza. / J. L. Pérez

Con la parroquia de Santo Domingo invadida por la sombra, el Cristo de la Humillación se acercaba a su templo en el 75 aniversario de su bendición. La imagen de Palma Burgos, precedida de un nutrido cortejo de nazarenos y escoltada por la banda de cornetas y tambores de Fusionadas, celebró la efeméride frente a la Virgen de la Soledad Coronada en la explanada perchelera con un pulso. Unos metros más atrás, la Virgen de la Estrella avanzaba a paso firme por el lateral del desvencijado río para ganar tiempo en su caminar hacia la Alameda Principal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios