Semana Santa

La archicofradía de la Sangre de Málaga somete a un proceso de conservación a su Dolorosa por parte de Francisco Naranjo

  • Los trámites para dotar a la sagrada imagen de una advocación se han ralentizado por la crisis del coronavirus

  • La corporación del Miércoles Santo trabaja de cara a una Semana Santa distinta

Grupo escultórico del trono del Santísimo Cristo de la Sangre. Grupo escultórico del trono del Santísimo Cristo de la Sangre.

Grupo escultórico del trono del Santísimo Cristo de la Sangre. / Jesús Mérida (Málaga)

El trabajo en las hermandades y cofradías de Málaga no cesa. El mismo día que el obispo de la diócesis decretó la suspensión de los desfiles procesionales, la archicofradía de la Sangre informó que la Dolorosa de la corporación se someterá a un proceso de conservación que realizará el artista Francisco Naranjo Beltrán.

“Este proceso consistirá en el afianzamiento de la policromía, la limpieza de la misma y un análisis estructural de la imagen, entre otras actuaciones, debido a su deterioro actual y natural por el paso del tiempo”, informa la nota. Del mismo modo, la archicofradía quiso agradecer a la familia de la corporación que sufragará los gastos de la intervención.

De esta manera, la talla de Nuestra Madre Dolorosa fue retirada el pasado jueves de la sala de juntas de la casa hermandad, situada en la calle Dos Aceras, para trasladarse al taller del restaurador. La corporación recuerda que sigue inmersa en los trámites para otorgarle a la imagen una advocación y rendirle culto en la iglesia de San Felipe Neri, junto al resto de titulares de la archicofradía. “No obstante, dichos trámites se han visto ralentizados, debido a la situación que estamos viviendo actualmente ocasionada por el coronavirus”, explica la corporación.

La archicofradía de la Sangre no procesionó en 2019. La archicofradía de la Sangre no procesionó en 2019.

La archicofradía de la Sangre no procesionó en 2019. / Jesús Mérida (Málaga)

Se cumple un año de la reposición al culto de la virgen de Consolación y Lágrimas tras la intervención que también ejecutó Francisco Naranjo para recuperar su policromía original. En esta ocasión, los archicofrades vuelven a confiar en este artista para la limpieza de su otra Dolorosa, una talla de gran valor artístico, realizada y donada en 1858 por Antonio Gutiérrez de León y Martínez.

Una Semana Santa solemne junto a los titulares

La hermana mayor de la archicofradía de la Sangre, Laura Berrocal, quiso dirigirse a todos sus hermanos tras conocer la decisión final del obispado sobre las procesiones. “Debo admitir que lo último que se pierde es la esperanza de poder repartir consuelo por las calles de Málaga en la tarde del Miércoles Santo”, expresó Laura Berrocal.

Mediante un comunicado, al igual que otras muchas corporaciones de la ciudad, la hermana mayor aseguró a sus hermanos que ya se encuentran trabajando de cara a una cuaresma y Semana Santa distinta, pero que se podrá disfrutar al menos junto a sus venerados titulares. “La archicofradía tratará de dar la mayor solemnidad a esos días que con tanta intensidad vivimos los cofrades”, aseguró Berrocal.

La archicofradía de la Sangre es una de las corporaciones que más tiempo lleva sin poner en la calle su cortejo procesional, ya que en el pasado 2019 no pudo recorrer su itinerario debido a las causas meteorológicas. Laura Berrocal quiso agradecer el esfuerzo de todas las personas que, desde la Agrupación de Cofradías, han intentado con su trabajo que la ciudad tuviera procesiones en su Semana Santa.

“Así pues, los cofrades debemos ser, un año más, ejemplo y referente de la sociedad y acoger, entender y aceptar las medidas establecidas”, indica Berrocal, del mismo modo que invita a participar en los proyectos de los equipos de albacería o caridad, entre otros, que siguen llenos de vida a pesar de las circunstancias adversas.

Igualmente quiso recordar la importancia de contar con las cuotas anuales de todos los hermanos. “Sin ellas, la cofradía no podrá hacer frente a la inmensa labor asistencial que realiza, ni tampoco a los diferentes proyectos que se acometieron o se acometen actualmente”, recalcó la hermana mayor.

La archicofradía de la Sangre, por cinco veces centenaria, ha superado muchos obstáculos a lo largo de su historia, y Laura Berrocal confía en que juntos podrán solucionar todos los contratiempos y volver a vivir un espléndido Miércoles Santo en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios