Patrullero Furor

Un nuevo barco para el desembarco de la Legión de la Semana Santa en Málaga

  • El buque más moderno de la Armada sustituirá al 'Contramaestre Casado' que traía las tropas del Tercio

‘Furor P-46’, el nuevo barco de la Armada que está previsto que traiga a la Legión el Jueves Santo. ‘Furor P-46’, el nuevo barco de la Armada que está previsto que traiga a la Legión el Jueves Santo.

‘Furor P-46’, el nuevo barco de la Armada que está previsto que traiga a la Legión el Jueves Santo. / M. H.

Este año, compartiendo los muchos cambios que se vivirán en la Semana Santa malagueña, el tradicional desembarco de la Legión trae una muy significativa novedad. Después haber protagonizado este acto durante ocho años seguidos, el buque de la Armada Contramaestre Casado A-01, según ha podido saber Málaga Hoy, no traerá a las tropas del Tercio que desfilarán por las calles malacitanas en la tarde del Jueves Santo, sino el nuevo patrullero Furor.

Cumplimentando una larga fase de reparación en la localidad gaditana de San Fernando, el veterano Contramaestre, como popularmente se le conoce tras sus múltiples desembarcos, será sustituido por un buque muy diferente; un patrullero recién estrenado que fue entregado oficialmente a la Armada el pasado 21 de enero.

Bautizado como Furor bajo la numeral P-46, esta unidad, la tercera que lleva este nombre en la historia de la marina de guerra española, está integrada en el grupo de los denominados Buques de Acción Marítima (BAM), unos patrulleros oceánicos polivalentes de los cuales ya hay seis en activo.

El patrullero Furor

Construido en los astilleros Navantia de El Ferrol, el Furor, sexto buque de la Clase Meteoro, desplaza 2.840 toneladas, teniendo 93,9 metros de eslora y 14,2 de manga. Embarcada una dotación 52 marinos, este moderno y tecnológico barco que tiene su base en el arsenal de Cartagena, está acondicionado para realizar muy diferentes misiones en la mar; una acciones que pasan por proteger las costas y el tráfico mercante, controlar actos de terrorismo, narcotráfico y piratería, además de estar capacitado para acometer trabajos de ayuda humanitaria tanto en aguas nacionales e internacionales.

Con la singularidad de venir por primera vez a Málaga el Jueves Santo y hacerlo trayendo a su bordo a la Legión, el Furor P-46, si no hay cambios de última hora, entrará a formar parte de la amplia y muy variada nómina de buques de guerra que han participado en los desembarcos del Tercio; una tradición que se iniciaba en 1930 y que desde 1950 cumplimenta la Armada facilitando la llegada de estas tropas para desfilar por las calles malagueñas.

Manteniéndose la incertidumbre de si el Contramaestre Casado, tras cumplimentar un total de 21 desembarcos desde su estreno en 1991, regresará en 2020, este año, un nuevo buque, el más moderno de la Armada, será el encargado de volver a escenificar la tradición de los Jueves Santos en el puerto de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios