Redes Sociales

TikTok, la cuna del activismo político

La app china TikTok se está convirtiendo en un nuevo medio de comunicación y propaganda política. La app china TikTok se está convirtiendo en un nuevo medio de comunicación y propaganda política.

La app china TikTok se está convirtiendo en un nuevo medio de comunicación y propaganda política.

De los playbacks y vídeos musicales a los filtros y montajes para hacer gracietas. De las pequeñas obras de arte en forma de mini cortos a cuna del activismo. La evolución de la app china TikTok es tan imparable que empieza a apreciarse (o a temerse) como un nuevo y potente instrumento de captación de adeptos a partidos e ideologías políticas.

Con más 800 millones de usuarios activos en todo el mundo, la red social que causa furor entre el público joven se está convirtiendo en un espacio de expresión política y activismo, como ha ocurrido con cada red social que termina madurando. “Todas las redes sociales maduran y en algún punto de ese trayecto se convierten en herramientas de ciberactivismo”, explica Miquel Pellicer, profesor colaborador de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC. La causa: la adopción de la app por un público más diverso, sobre todo en edades y gustos.

Según Ferran Lalueza, también profesor de la OUC, TikTok “sigue siendo una aplicación relativamente joven en la que prima el buenrollismo, pero ha alcanzado una masa crítica de usuarios que dificulta esa uniformidad fundacional. Con tantos millones de personas empleando TikTok, ya hay lugar para usos mucho más diversos, y eso incluye el ciberactivismo y la ideologización de contenidos”, afirma.

Esta misma evolución la han vivido otras redes sociales, como Facebook, Twitter o Instagram. "No es una cuestión de novedad, sino un salto cualitativo: pasa de ser una red adolescente e infantil a convertirse en una red que incluye nuevos públicos y donde se han vertido estrategias políticas o de propaganda política", explica Pellicer.

Ya en su momento, Snapchat se mostró decisivo ante los tiroteos en la escuela pública de Parkland y las protestas juveniles contra el uso de armas, y ahora TikTok coge el relevo. Al mitin Donald Trump en Tulsa asistieron unas 6.200 personas -menos de un tercio de las que cabían en el pabellón. Fue considerado un fracaso. Parte de la culpa la tuvo una movilización mundial de troleo de registros de asistencia por parte de muchos usuarios de TikTok. “Es una red para la expresión y el activismo político”, dice Pellicer. El ciberactivismo "parte de tener una filosofía en la cual todos los usuarios están conectados y, de alguna forma, estas herramientas sirven para proponer esta actividad política o ideológica”. TikTok nació como una plataforma exclusivamente audiovisual, así que todos los elementos visuales y simbólicos tienen en esta app un papel clave.

“En paralelo”, afirma Lalueza, “la política simplifica cada vez más su discurso para conseguir impactar en un entorno de altísima saturación informativa y a la vez maximizar el número de simpatizantes más allá de cualquier sutileza que pueda generar fricción”. Así, la propaganda política se ha adaptado con el uso de etiquetas, elementos, filtros o música, que se usan para conectar y destacar aspectos de expresión política y como una forma usada por estos jóvenes (el 41% de los usuarios de TikTok tienen entre 16 y 24 años) para construir parte de su identidad.

En España, un ejemplo de ello sería el reto del #tagdelcayetano, que en TikTok ha tenido mucho éxito y ha sumado un millón de visualizaciones. En el reto, los jóvenes responden con una negación o una afirmación a diez preguntas sobre su inclinación política. “Esta red aglutina a usuarios infantiles y adolescentes que están construyendo su personalidad, su ideología y su forma de ser y de mostrarse ante la sociedad. Por eso la utilizan como forma de identificación o pertenencia a un grupo y de expresión política”, afirma Pellicer.

Riesgos de privacidad

Esto tiene sus peligros. Lalueza recuerda los riesgos que puede traer compartir la orientación política en las redes, considerada como una información personal y privada. “Este tipo de retos, que comportan un posicionamiento político tan explícito como gratuito, conllevan un riesgo del que apenas son conscientes la mayor parte de las personas que lo han seguido”.

Facilitar abiertamente y sin ninguna restricción información sobre la propia ideología (en particular si dicha ideología aún no ha sido suficientemente madurada) “puede tener consecuencias en el futuro, teniendo en cuenta que internet tiene memoria”, advierte el profesor. Este fenómeno se conoce como oversharing, es decir, sobreexponer toda nuestra información en internet. Un estudio de la firma de ciberseguridad Kaspersky refleja que hasta un 61 % de las personas de entre 16 y 24 años comparte imágenes e información privada en las redes.

En España ya son varios los partidos políticos que están en TikTok: VOX, que es el que tiene más seguidores, PSOE y Podemos son algunos de los que ya han desembarcado en la red china, y otros probablemente lo harán pronto. ¿Por qué, si la mayoría de sus usuarios aún no tiene edad para votar? “Porque las ideologías se van cultivando y los adolescentes de hoy serán los futuros votantes, por ello, se asientan ideas y en esta batalla, TikTok es una ventana más”, explica Pellicer. De hecho, según el experto, el movimiento ultraconservador es muy potente en las redes y está vertiendo todas estas ideologías para acercarse a estos colectivos más jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios