transporte

El aeropuerto de Barajas sólo registra cuatro incidentes con drones en dos años

  • La unidad de la Guardia Civil especializada en aparatos voladores sólo ha propuesto un centenar de sanciones, que pueden ir entre los 60 y los 225.000 euros para un particular

Varios pasajeros hacen cola en el aeropuerto de Barajas. Varios pasajeros hacen cola en el aeropuerto de Barajas.

Varios pasajeros hacen cola en el aeropuerto de Barajas. / Mariscal

Comentarios 2

Sólo cuatro incidentes con drones se han registrado en el mayor aeropuerto de España, el de Madrid-Barajas, en los últimos dos años y medio, ninguno de ellos comparable al que paralizó Gatwick, en Londres, el pasado mes de diciembre. El bajo número de incidentes con estos aparatos contrasta con el notable aumento de su uso.

Sin embargo, incumplir la normativa en su utilización puede acarrear multas para el aficionado de entre 60 y 225.000 euros. Y si es un profesional el que comete las irregularidades y contraviene la norma, que en España se plasmó es un Real Decreto aprobado el 15 de diciembre de 2017, las sanciones pueden oscilar entre los 4.500 euros y los 4,5 millones.

Aún no se ha registrado un caso en España de tanta gravedad como para imponer esa multa millonaria, pero seguramente la sanción hubiera sido cuantiosa de haberse producido lo que el pasado mes de diciembre ocurrió en Gatwick, cuando el avistamiento de drones cerca de su pista obligó a cancelar vuelos que afectaron a unos 140.000 viajeros. También tuvieron que suspenderse otro día y por una hora los vuelos desde el aeropuerto de Heathrow por el avistamiento de otro dron. Dos incidentes que han determinado al Gobierno británico a exigir a los aeropuertos del Reino Unido que cuenten con tecnología para detectar estos aparatos no tripulados.

España ha querido regular esta materia y cuenta con una de las normas más avanzadas de Europa, como defiende el sargento Jorge Pacha, miembro del equipo Pegaso, una unidad especializada que la Guardia Civil puso en marcha para el control de los drones y otro tipo de aparatos, como paramotores y ultraligeros. Aunque esta unidad está destinada en Madrid, apoya a otras del resto del país, además de darles formación en esta materia, al igual que a policías locales de diferentes territorios.

Desde sus primeros pasos, hace ahora dos años y medio, los agentes del equipo Pegaso han emitido alrededor de un centenar de propuestas de sanción por incidentes e irregularidades en el uso de diferentes aparatos de vuelo, de las que un 30% aproximadamente corresponden a drones. Son propuestas que luego tiene que resolver, en la mayoría de los casos, la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), aunque otras son remitidas a la Delegación del Gobierno.

El equipo Pegaso solo ha tenido constancia de cuatro incidentes con drones en el aeropuerto madrileño. Una cifra muy baja y que se corresponde con la tendencia general en todo el territorio, ya que, como dice el sargento, mientras que el número de drones aumenta, las incidencias disminuyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios