Causa criminal

Absolución para Pau Rigo, el anciano de Porreres, y condena para sus ladrones: así han quedado las penas

Patrullero de la Policía

Patrullero de la Policía / DGP

Pau Rigo, el octogenario jubilado que acabó con la vida de uno de los ladrones que entraron en su casa de forma violenta para robarle, ha quedado absuelto del delito de homicidio. La decisión ha sido tomada por la Audiencia de Palma tras el controvertido fallo del tribunal del jurado. "No hay prueba suficiente que indique el ánimo de causar la muerte", concluye finalmente en su fallo la jueza en una información a la que ha tenido acceso El Diario de Mallorca. 

"Ante la duda de lo que realmente quisieron revelar los jurados, deben estarse a un pronunciamiento absolutorio", señala en el fallo, y añade: "Todas estas dudas no despejadas me llevan a la aplicación del principioin dubio pro-reo a favor de Pau Rigo la absolución del delito del que venía siendo acusado". La magistrada entiende que "los jurados gravitaban en dos direcciones, hacia una absolución o hacia una condena atenuada", pero que los errores en el planteamiento que se hizo al tribunal popular impiden llegar a una conclusión certera.

Por su lado, las tres personas acusadas del robo o de haber ayudado a su consecución han sido condenadas. De esta forma José Antonio Sánchez Lara ha sido condenado a cuatro años y ocho meses de prisión por un delito de robo con violencia en casa habitada, concurriendo la circunstancia agravante de disfraz. No podrá comunicarse ni aproximarse a Pau Rigo a menos de 500 metros durante un periodo de seis años. 

Marcos Rotger Vidal tendrá que cumplir una condena de cuatro años y seis meses de prisión, por los mismos delitos pero con el atenuante de confesión. Fredy Escobar Benítez, hermano del atracador fallecido, ha sido condenado a cuatro años, 11 meses y 29 días de cárcel por delito de robo con violencia en casa habitada, concurriendo la circunstancia agravante de disfraz al que se añade un delito de lesiones con instrumento peligroso y no podrá acercarse a Pau Rigo a menos de de 500 metros durante un periodo de siete años.

Los tres tendrán que indemnizar al anciano de Porreres con 15.000 euros por el dinero sustraído. En el caso de Fredy se añaden 5.107 euros más por los días de curación de las lesiones que le provocó al anciano cuando entró en su domicilio.

Han sido muchas las personas que se han opuesto a que Pau Rigo, de ahora 83 años, fuera condenado y tuviera que ingresar en prisión por unas circunstancias en las que él insistía que había actuado en defensa propia. De hecho se han llegado a poner en marcha campañas de recogidas de firmas solicitando su indulto a través de las redes sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios