Causa criminal

La historia de sororidad de Nadia y Carla, dos jóvenes que se unieron patra denunciar a su maltratador

Imagen de archivo

Imagen de archivo / rosell

Nadie tiene 17 años. Hace un tiempo inició una relación romántica con un chico con la que acabó sintiéndose coaccionada, anulada y amenazada. En junio de este año decidió contarlo gracias a la ayuda de su madre, Mari Carmen.

Ésta, desesperada por la situación de Nadia, contactó con otra chica de una edad similar que había tenido una relación con la actual pareja de Nadia. "Ayúdame, puedes salvar a mi hija", fueron las palabras de Mari Carmen que lograron que las tres se unieran para denunciar al agresor.

La historia de Nadia

Nadia comenzó a salir con su agresor en junio de 2021. A los tres meses de conocerse la chica comenzó a recibir control por parte de él. El chico le miraba el móvil, práctica en ocasiones muy normalizada, le ponía impedimentos para que saliera con sus amigas y posteriormente, empezó a agredirla.

"Me agarró tan fuerte del cuello que no podía tragar", contó la víctima durante una entrevista en Cadena Ser.  Al día siguiente lo perdonó, pensando que podía cambiar, sin embargo los celos y el control de él no hicieron más que crecer.

Nadia afirmó que "veía todas las señales de abuso pero que prefería no hacerles caso" porque no se imaginaba cortando la relación. “Me manipulaba tanto la cabeza que pensaba que era el amor de mi vida", explicó durante su intervención.

Tras meses de malos tratos, Nadie consiguió explicarle a su prima lo que le estaba sucediendo. Ésta, a su vez, puso en conocimiento a los padres de Nadia, que se vieron sumergidos en una espiral de frustración por no saber cómo ayudar a su hija. Fue entonces cuando la madre tuvo la idea de contactar con una expareja de su yerno: Carla.

Gracias a ella y su apoyo, puesto que había pasado por lo mismo, Nadia se sintió con fuerzas para denunciar la situación. "Es muy importante hablar con alguien para poder salir", reconoció ella misma.

Fundación Ana Bella

Carla, Nadia, Mari Carmen son embajadoras de la Fundación Ana Bella, cuya portavoz es Gemma Sunyer. La Fundación Ana Bella es una red de mujeres supervivientes que tratan de ayudar a otras mujeres a ser conscientes del abuso que viven.

Gemma resalta que es muy importante saber identificar las señales de alarma: los celos, el control, los castigos de silencio, la dominación... ya que muchas víctimas se culpabilizan del maltrato de sus parejas por la manipulación psicológica que sufren. Gemma asegura que un 5% de personas que atienden las charlas de Ana Bella rompen su silencio, mayoritariamente chicas, pero también chicos.

Ahora mismo Nadia está ayudando a otra adolescente de 17 años que ha tenido una ruptura similar hace poco y a la que está apoyando en este proceso tan difícil para las víctimas de violencia de género.

Llama al 016

En España 55 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en 2023.

El teléfono 016 atiende a las víctimas de toda la violencia machista —de la física a la psicológica, la sexual o la trata—, a sus familias y a su entorno las 24 horas del día, todos los días del año, en 53 idiomas diferentes. Puede llamar cualquier persona al 016 que considere que se está produciendo una situación de maltrato machista, aunque no sea la víctima, directamente.

El número no queda registrado en la factura telefónica, pero hay que borrar la llamada del dispositivo. También se puede contactar a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y por WhatsApp en el número 600 000 016. Los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10. Si es una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062). Y en caso de no poder llamar, se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios