Educación Apuntaladas y con grietas: el estado de tres instalaciones de un colegio de Carranque en Málaga

Sucesos Buscan en Ceuta y el norte Marruecos a los dos jóvenes desaparecidos en la playa de Huelin de Málaga

Sociedad

El 69% de los españoles prefieren tener a una mujer como jefa

  • Un estudio constata que la satisfacción laboral no sólo depende del dinero y que influyen factores como la conciliación familiar y la consideración en la empresa

El 69% de los trabajadores españoles mayores de 35 años prefiere tener un jefe que sea mujer en vez de un hombre ya que, en su opinión, ellas favorecen la conciliación de la vida familiar y laboral, según se desprende del Barómetro de Conciliación Edenred-IESE, un estudio elaborado conjuntamente por Edenred y la Escuela de Negocios de IESE.

Según el informe, hasta los 35 años el nivel de satisfacción con el equilibrio entre trabajo y familia es muy parecido tanto si el jefe es de sexo masculino como si es una mujer. Sin embargo, a partir de los 35 años, la complacencia es mayor si el jefe es una mujer (69%) frente a un hombre (62%), un porcentaje que se incrementa a partir de los 50 años, cuando se produce una gran diferencia en el equilibrio entre vida profesional y familiar con un jefe o con una jefa (81%).

En líneas generales, los más satisfechos con la integración del trabajo y la familia son los hombres cuyo jefe es una mujer, ligeramente por delante de las mujeres con jefa.

Además, del estudio, para el que se entrevistaron a 1.200 trabajadores, se desprende que los líderes con hijos son los más valorados, especialmente si se trata de una mujer.

En cambio, por lo que se refiere al reconocimiento del desempeño, los hombres se sienten igual de reconocidos si su jefe es un hombre que una mujer, mientras que las empleadas afirman sentirse más apreciadas en su trabajo si tienen que rendir cuentas a alguien de su mismo género.

La madurez también influye en la actitud en el trabajo. Por franjas de edad, los empleados más jóvenes son los menos críticos con sus superiores, mientras que los de 35 a 39 años y los de 40 a 49 años son los más censuradores con sus jefes.

La encuesta también analizó otros factores que intervienen en la satisfacción, la motivación y el compromiso de los empleados españoles hacia sus empresas. Entre las principales conclusiones, destaca el hecho de que los trabajadores más contentos con su puesto de trabajo son aquellos cuya motivación no es únicamente ganar dinero, sino que valoran otros aspectos como el ser útiles a los demás o tener acceso a beneficios sociales en su empresa.

Por lo tanto, las personas que ven su trabajo sólo como un modo de ganar dinero, y no como un modo de aprender o tener un impacto positivo, están mucho menos satisfechas con su puesto que los que tienen otras motivaciones añadidas.

Por sectores, los más congraciados con su situación profesional son los altos ejecutivos, los ingenieros con altos cargos y los mandos intermedios, frente a las personas que trabajan en ventas y servicios y los operarios, que están mucho menos contentos.

Sin embargo, respecto a la conciliación con la vida familiar, los altos ejecutivos son los menos satisfechos (57%) junto a los empleados que trabajan en ventas y servicios (58%). Según el estudio, los profesionales compaginan mejor el trabajo y la atención a sus allegados son los administrativos.

Por otro lado, el estudio también confirma que los beneficios sociales son uno de los factores que influyen positivamente en la motivación de los empleados y en la recomendación del lugar de trabajo. Actualmente, el beneficio social que más ofrecen las empresas españolas a sus trabajadores es el seguro médico seguido de las ayudas al transporte y del ticket restaurante.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios