Novedades 'Málaga Hoy' estrena canal en WhatsApp, síguenos

Sucesos Milagro al volante: la activista trans Mar Cambrollé salva la vida al atravesarle una viga el parabrisas de su coche

Tecnología

Siete maneras de aprender idiomas con el chatbot de inteligencia artificial del momento

Videollamada

Videollamada / Surface, Unsplash

Desde que a finales de noviembre se presentase el chatbot ChatGPT, millones de personas lo han puesto a prueba para resolver todo tipo de dudas, y ya le han surgido competidores como Anthropic o Bard, este último lanzado por Google.

La plataforma Preply ha querido probar el chatbot para analizar su utilidad en el aprendizaje de idiomas. El resultado es sorprendente; aunque afirma “no hablar idiomas” al no poder reproducir sonidos, puede generar texto de nivel considerable en inglés, español, ruso, árabe, chino y portugués, entre otros.

Funcionalidades para mejorar nuestro nivel de idiomas

Desde Preply han analizado las posibilidades que ofrece el chat en cuanto a niveles de dificultad, ejercicios y habilidades. “Si bien es cierto que este no cuenta con voz que nos permita practicar el temido listening o conversación, es digno de mención su adaptación a distintos niveles de idioma y la elaboración de textos y cuestionarios al respecto”.

Estas son algunas de las actividades que podemos hacer con los chats de inteligencia artificial para practicar nuestro nivel de idiomas:

  • Comparar textos de distintos niveles y aprender vocabulario. Si queremos apreciar las diferencias entre el lenguaje formal e informal o aprender vocabulario más técnico, podemos pedirle al chat del momento un texto adaptado sobre cualquier tema. Para aprender tecnicismos o expresiones informales, podemos jugar con su dificultad rápidamente, por ejemplo: “Adapta este texto a un lenguaje informal”. En unos segundos, nos lo devolverá reescrito de manera más directa y popular para mejorar nuestro lenguaje de conversación.
  • No tiene voz, pero podemos completar con otras plataformas. El principal escollo técnico que señalan los expertos de Preply respecto al chat es la falta de lenguaje oral. Preguntado por si tiene voz, el chatbot hace de su debilidad una fortaleza: admite que solo es un “modelo de lenguaje” para después recomendarnos programas lectores de voz como NaturalReader, donde podemos copiar el texto y seleccionar entre decenas de idiomas para que una lograda voz, conseguida también por IA, nos enseñe pronunciación. Si bien Sylvia Johnson, Jefa de Metodología en Preply, avisa que hay que ser cuidadosos con la entonación de la inteligencia artificial, una tecnología en constante evolución.
  • Corrige textos y errores ortográficos. Otra función vital en el aprendizaje de idiomas es, según Johnson, “la supervisión, corrección y explicación de errores para progresar en nuestro conocimiento de la lengua”. Equivocarse y ser corregido es la forma más directa de aprender, y la herramienta de actualidad más famosa también rinde en este apartado. Es capaz de corregir gramaticalmente textos, para instantes después darnos un feedback constructivo, explicándonos los errores y posibles soluciones.
  • Una fuente de teoría propia. Alguno de estos chatbots contiene más de 175 millones de parámetros, por lo que es capaz de resolvernos dudas gramaticales u ortográficas, e incluso, de proporcionarnos teoría. Los pronombres personales en francés, los nombres de las partes del cuerpo en chino o los números en árabe son algunas de las cosas que podemos aprender con una simple pregunta. Para interiorizar mejor la teoría, es muy útil pedirle ejemplos de cómo se usa la gramática y léxico que estamos aprendiendo.
  • Competencia del tradicional “Workbook”: cuestionarios de comprensión lectora. Además de proporcionar información, la herramienta de IA también es capaz de competir con el temido “workbook” de inglés. Le podemos pedir un texto de alemán en nivel intermedio, y partir de este un cuestionario abierto o tipo test. En su respuesta obtendremos también las soluciones. Además de ayudar a estudiantes a practicar de cara a exámenes de idiomas, esta herramienta permite también dotar de material a profesores, que pueden integrar así el chat en sus clases bajo su supervisión.
  • Traducción de textos. También cabe la posibilidad de utilizar la herramienta para generar traducciones automáticas, o como una herramienta complementaria a nuestro trabajo. Si bien su precisión es resaltable, es importante tener en cuenta que sigue un modelo automatizado que, según Preply, nunca estará al nivel de una traducción humana realizada por una persona bilingüe.
  • Nuestra propia conversación con el chatbot. Más allá de la teoría, correcciones y textos, nuestra propia conversación con la herramienta basada en la inteligencia artificial nos puede ayudar a mejorar. Por eso desde Preply recomiendan que nos comuniquemos en el idioma que queremos aprender con el chat, ya que nos señalará errores en nuestras preguntas y nos proporcionará respuestas, generando una dinámica de aprendizaje al mismo tiempo que practicamos nuestro vocabulario con preguntas: “Can you ask me some basic questions?”, “Can you correct my answers?”, “Can you give me some key vocabulary?”

Conclusiones: Herramienta de apoyo útil, pero con supervisión

Sylvia Johnson señala que “la plataforma ofrece posibilidades interesantes y de una calidad notable que mejorará con el desarrollo del chatbot”. Sin embargo, los profesionales de la plataforma avisan que la “planificación, experiencia y humanidad” que aporta el profesorado en las clases de idiomas, ya sean en persona u online, siguen haciendo necesario que la fórmula de aprendizaje requiera de un profesional.

“Aprender idiomas va mucho más allá de la gramática; requiere conocer la cultura, anécdotas y costumbres de la sociedad cuyo idioma estudiamos” añaden los profesionales de Preply. “Contar con profesionales que supervisen, calibren nuestro nivel y ofrezcan un aprendizaje personalizado seguirá siendo clave para aprender idiomas”, si bien herramientas como esta supondrán un apoyo y ayuda que pronto veremos en las aulas de idiomas, señalan desde la plataforma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios