Sucesos El agresor del instituto de Jerez avisó el día antes: "Mañana no vengáis"

Sanidad

La terapia hormonal sumada al fármaco ribociclib reduce el riesgo de recaída en el cáncer de mama

Una prueba radiológica de mama.

Una prueba radiológica de mama. / Chema Moya (Efe)

Combinar la terapia hormonal con el fármaco ribociclib reduce de forma significativa el riesgo de recaída en el cáncer de mama en estadios iniciales HR+/HER2-, el subtipo más común.

Así lo indica el ensayo clínico en fase III Natalee, encabezado por el oncólogo estadounidense Dennis Slamon y publicado este viernes con motivo de la inauguración en Chicago del congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en inglés), el principal del sector y que hasta el martes congrega a unos 40.000 participantes.

El estudio, financiado por la farmacéutica Novartis, se llevó a cabo de enero de 2019 a abril de 2021 entre 5.101 hombres y mujeres pre y postmenopáusicas de 20 países y con cáncer de mama HR+/HER2- en fase inicial IIA, IIB o III y riesgo de reincidencia.

A los participantes se les asignó al azar ser tratados con ribociclib durante tres años, junto con cinco años de terapia hormonal, o sólo con la terapia hormonal durante al menos cinco años. Hubo 2.549 personas en el primer grupo y 2.552 en el segundo.

El ribociclib es un inhibidor de las proteínas CDK4/6, que regulan el ciclo celular.

En el seguimiento efectuado en enero de este año, el 74,7% de los participantes había seguido en el estudio: 1.984 con ribociclib más terapia hormonal y 1.826 solo con esta última.

El estudio comprobó que añadir ribociclib al tratamiento hormonal mejoraba la supervivencia sin signos ni síntomas de cáncer y que el riesgo de reincidencia disminuía un 25%.

De los 426 casos de supervivencia libre de cáncer evaluados, hubo 189 recaídas en el grupo con ribociclib (7,4% de los pacientes) y 237 en el de la terapia hormonal sola (9,2%).

La tasa de supervivencia libre de cáncer a los tres años fue del 90,4% en el grupo tratado con ribociclib, y del 87,1% en el que se sometió solo a terapia hormonal.

Los beneficios observados fueron consistentes independientemente del estadio de la enfermedad en los pacientes y de si tenían o no la menopausia.

La dosis inicial de ribociclib recomendada actualmente es de 600 miligramos. Sin embargo, según el estudio, una duración prolongada puede ayudar a evitar que las células se dupliquen y dividan, y a destruir las células cancerosas restantes.

Por ello, para reducir los efectos secundarios y mantener la eficacia, los autores del estudio eligieron un tratamiento de 3 años con ribociclib en una dosis de 400 miligramos al día durante tres semanas, seguidas de una semana libre.

Entre los efectos secundarios más comunes detectados con el uso de ribociclib está el dolor en las articulaciones y una disminución en la cantidad de glóbulos blancos (neutropenia).

El autor del estudio, Slamon, recuerda que la mayoría de cánceres de mama se diagnostican en una fase temprana (I a III). Actualmente, el tratamiento habitual para pacientes con HR+/HER2- es cirugía con o sin quimioterapia o radiación, seguido de entre 5 y 10 años de terapia hormonal.

El siguiente paso ahora es seguir evaluando cómo la suma de ribociclib más terapia hormonal influye en la calidad de vida, y proseguir el seguimiento a los pacientes para analizar los resultados a largo plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios