Unicaja

Breogán - Unicaja: Tyson Carter levita en Lugo (74-90)

  • El Unicaja amarra una notable victoria ante un Breogán correoso y bien trabajado con un recital de baloncesto del fino jugador americano, que sumó 24 puntos en 22 minutos

  • "Será un fin de semana extraordinario"

Tyson Carter lanza a canasta.

Tyson Carter lanza a canasta. / ACB Photo

Tyson Gregory Carter, desde la posición de base en la que se desenvuelve desde la lesión de Alberto Díaz, ofreció un recital de baloncesto en el Pazo de Lugo para tumbar a un bravo y correoso Breogán, bien dirigido por el histórico cajista Veljko Mrsic. El fino chico de Mississippi paró el tiempo en tierras gallegas y gobernó un encuentro incómodo y bien planteado por el rival. Pero los niveles de fiabilidad del equipo malagueño son altísimos ya bien entrado abril. No encuentran los rivales antídotos eficaces para las distintas formas de veneno que encierra el plan de Ibon Navarro. Si no es uno, es otro. Y así se consiguió un triunfo más masticado de lo que dice el marcador (74-90). Carter metió 24 puntos en 22 minutos y rajó el plan defensivo de Mrsic.

Es la grandeza de este equipo, los diferentes planes para ganar partidos. No fue un primer tiempo brillante del Unicaja, pero ha alcanzado unos niveles de solidez que le permiten dominar partidos aunque no se acerque a su mejor versión. Hubo pérdidas por balones no forzados, más de lo que suele el equipo malagueño, que durante la temporada ha mostrado una gran concentración en ese aspecto. Veljko Mrsic está haciendo un buen trabajo en el Breogán y le ha dado a su equipo una mentalidad dura y competitiva, que en el Pazo se multiplica. Tras un gran recibimiento a Kalinoski, el público apretaba bastante.

Tras una surrealista jugada final del primer cuarto en la que Sima anotaba un tiro desesperado de Carter tras un tiempo muerto, con el americano como base el equipo de Ibon Navarro ponía las bases para distanciarse (15-24, 20-28), pero no conseguía romper. Tras el tiempo muerto de Mrsic, el Breogán mantenía un sobrio nivel defensivo en el que el Unicaja no estaba cómodo. Y empezó a entrar el tiro exterior para los gallegos, hasta entonces inexistente. El Unicaja intentaba elevar el nivel defensivo, pero caía en algunas faltas tontas que le daban aire al Breogán, que igualaba el partido (33-33). Tras el obligado tiempo de Ibon Navarro, el Unicaja se recompuso rápidamente, la línea de flotación es muy constante en este equipo. Y mandaba por 37-44 al descanso.

Salió bien tras el receso el Unicaja,con Darío Brizuela, quién lo diría no hace tanto, marcando la línea defensiva del equipo. Robando un par de balones, uno en línea de pase y otro metiendo manos. Y lanzando el contragolpe después. La salida de Tyson Carter volvía a suponer un estirón hasta marcharse (57-68) por 11 puntos de diferencia, pero esta vez fue Nenadic quien lideró la reacción lucense para poner el torniquete y apretar el duelo (62-68) antes de los 10 minutos fiales.

Ahí cogió las riendas definitivamente Tyson Carter, al que fue una delicia contemplar cómo levitaba en Lugo. Penetrando, en la media distancia o en el triple. No hubo manera de defenderle. Con más balón, Ibon Navarro destacaba el pasado fin de semana su sorpresa positiva por cómo estaba gestionando su cambio de rol. En Lugo derramó el tarro de las esencias y llevó la diferencia a la frontera de los 20 puntos sin que el Breogán pudiera hacer nada. Allí, hace menos de un año, el Unicaja se arrastraba sin poder estar en los play off. Hoy, a seis jornadas del final, ya está matemáticamente en ellos, con un título en el bolsillo, a dos de otro y bien perfilado en la ACB para pelear el factor cancha. Una revolución impresionante que permite a Málaga disfrutar de este deporte. Del show de Carter.

Estadísticas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios