Unicaja

Brizuela tiene a tiro a Jorge Garbajosa y Rafa Vecina

  • Promedia 13.9 puntos por partido y los otros son los únicos nacionales que han acabado con una cifra más alta

Darío Brizuela lanza a canasta.

Darío Brizuela lanza a canasta. / Unicaja B. Fotopress / M. Pozo

La explosión anotadora de Darío Brizuela, adornada con esa canasta decisiva en Santiago, le coloca cerca de un registro histórico en el seno del Unicaja. Promedia 13.9 puntos por partido hasta ahora en la temporda. Ningún jugador nacional desde los tiempos del exuberante Jorge Garbajosa del bienio Copa-Liga ha tenido ese peso anotador en el equipo malagueño. En sus dos primeras temporadas en Málaga, el ahora presidente de la FEB promedió 13.5 puntos y 14.0. Desde entonces ningún jugador nacido en España se ha acercado a sus registros.

Brizuela ya fue el máximo anotador del Unicaja en la pasada temporada (12.0) y en la anterior lo fue Jaime Fernández (11.5). Algo extraño en el baloncesto nacional, que durante tres temporadas sean los máximos anotadores jugadores españoles. Con Katsikaris, Brizuela ha mejorado sus registros. El técnico griego le ve potencial para ser élite, jugador de Euroliga bueno. A sus órdenes ha jugado ocho partidos y promedia 15.6, ha elevado sus prestaciones dentro de un descenso general de la anotación del equipo por el baloncesto más equilibrado que busca Katsikaris.

Pocos jugadores nacionales han promediado dobles cifras anotadoras, hay que remontarse ya en muchos casos a finales del siglo pasado. Desde la temporada 1986/87, en la que existen datos ya fidedignos, el mítico Rafa Vecina estuvo cinco temporadas así (13.3, 14.8, 14.6, 14.5 y 14). Después, Nacho Rodríguez (11.9), Alfonso Reyes (11.5), Fran Vázquez (10.2), Carlos Cabezas (10.6) y Berni Rodríguez (10.7). Y el propio Brizuela y Jaime Fernández. Francis Alonso (9.8 ahora) está cerca.

Por contextualizar, el minutaje de los jugadores citados era bastante más alto que los de Brizuela salvo los casos de Fran, Cabezas y Berni, en los que eran parecidos. El jugador vasco, en 23 minutos por duelo, también ha crecido en la generación de juego esta temporada, sumando 3.3 asistencias por partido, casi doblando números de la temporada anterior. El partido de Copa ante el Barcelona concitó más atención sobre él y, en su reaparición tras tres semanas parado, en Santiago metió una canasta decisiva que aumenta su repercusión. Nedovic (15 puntos) es el último jugador que promedió más que las cifras que ahora tiene Brizuela. Aunque lo importante es el colectivo, un bonito reto de aquí a final de temporada para el vasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios