Unicaja

Carlos Suárez, un recurso para el puesto de 'tres' años después

  • “Ha jugado ahí muchos años y es un jugador muy inteligente”, decía Fotis Katsikaris

  • No jugaba ahí desde que Plaza decidió reconvertirlo en ala-pívot a tiempo completo

Carlos Suárez lanza un triple. Carlos Suárez lanza un triple.

Carlos Suárez lanza un triple. / ACB Photo

Carlos Suárez se consolidó en la élite del baloncesto español como un alero alto (2.03 metros). Llegó incluso a jugar de escolta en el primer Real Madrid de Pablo Laso, cuando formaba quintetos de mucho tamaño. La evolución del baloncesto llevó a Joan Plaza a tomar la determinación de reciclar al ahora capitán cajista al puesto de cuatro a tiempo prácticamente completo cinco años atrás, para lo que debió abordar una transformación de su cuerpo, más pesado para defender dentro. De videoteca es su defensa a Dubljevic en la final ganada de la Eurocup cuando el equipo se había quedado sin cincos tras la lesión de Musli y la expulsión de Omic. Pero en Fuenlabrada tuvo que jugar minutos de tres el ribereño. No parece que vaya a a ser una determinación definitiva, pero es un recurso táctico que demuestra que ahí está.

“Hemos ajustado un poquito. Suárez tiene la experiencia para defender ahí y para ayudar en el rebote. Ha jugado ahí muchos años y sabíamos que es un jugador muy experimentado e inteligente. Ha respondido muy bien y este esquema de tres altos nos ha ayudado mucho”, decía Fotis Katsikaris, que explicaba así los motivos por los que, en el segundo cuarto, colocó al de Aranjuez en la posición de tres después de Christian Eyenga estuviera haciendo daño en el poste bajo a Bouteille y Waczynski. Coincidió en pista con Thompson (también Abromaitis) y Guerrero en el tramo final del segundo cuarto y también volvió a salir en la misma disposición tras el descanso, esta vez al lado de Thompson y Nzosa.

Es evidente que la recuperación física de Suárez y Díaz, más la consolidación con más minutos en pista de Yannick Nzosa, ofrece otros registros defensivos al equipo malagueño que no podía ofrecer en otros momentos de la temporada. El madrileño metió siete puntos (dos triples) y capturó tres rebotes en un partido en el que recordó que también está disponible para jugar de alero. Un puesto en el que se ha echado mucho en falta a Dragan Milosavljevic, destinado a ser un pilar defensivo. Se ven ahí carencias que, puntualmente, puede ayudar a resolver Suárez o Abromaitis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios