Casimiro, tras el Unicaja Baloncesto - Joventut "Tener a todos nos permitió ser otros"

  • Luis Casimiro valora el papel del Unicaja con la vuelta de Jaime y Alberto y defiende al grupo: "El equipo venía haciendo un trabajo sólido"

  • "Me agarro a lo que se hace y no a estados de ánimo", asegura

Casimiro da instrucciones en un tiempo muerto Casimiro da instrucciones en un tiempo muerto

Casimiro da instrucciones en un tiempo muerto / ACB Photo

Luis Casimiro compareció más distendido en sala de prensa tras la importante victoria del Unicaja ante el Joventut. El entrenador cajista se mostró contento con el trabajo de su equipo y trató de ensalzar el papel no solo ante los catalanes, sino en otros encuentros. No obstante, marca la vuelta de los lesionados como el factor más diferencial.

"Tener al equipo completo nos hace tener a más gente en rotación, nos permitió ser sólidos en muchas situaciones, podemos ser otros", explicaba Luis Casimiro en particular sobre la vuelta de Jaime Fernández y Alberto Díaz: "Se nota a nivel de esfuerzo defensivo y luego tienen sus virtudes, que en ataque están como han estado. Me alegro muchísimo porque han sufrido mucho, sobre todo por Alberto, y de que haga ese partido. También que vuelva Adam [Waczynski], que vuelva Jaime, que recuperemos la estructura del equipo… Estoy muy satisfecho por los jugadores, que se merecen todo lo bueno que le pase".

Respecto al encuentro, el preparador cajista valoraba así el desarrollo: "Jugamos un partido muy sólido, sobre todo muchas partes del tiempo en defensa. Nos faltó un poco de rebote y luego lo mejor es que compartimos muy bien la bola. Las 21 asistencias son destacables y nos hicieron, en el momento que entraron los tiros y conectamos con el juego interior, romper el partido. Estoy contento por el gran esfuerzo de los jugadores y lo clarividentes que han estado a todos los niveles".

"Las asistencias, en el momento que entraron los tiros y contectamos por dentro, nos hicieron romper el partido"

No habla Casimiro de puntos de inflexión, menos aún con 14 días de parón por delante: "No tenemos que pensar eso. Como dije en la previa, hay que vivir el presente, pero este no es el mejor ritmo de competición que hubiese elegido entre ventanas FIBA y esto, pero tenemos que adaptarnos a lo que nos viene y que hay tiempo para entrenar y mejorar. Luego tendremos en diez días cuatro partidos. Esto viene así y hay que afrontarlo para poder llegar en buena disposición al tramo final de la Liga Endesa".

Y cuestionado por impulsos morales a un equipo que se veía decaído, tampoco quiere usar esos términos el entrenador del Unicaja. Aprovecha para defender a sus jugadores: "Siempre viene bien ganar, pero al final son estados diferentes cuando el último tiro entra en Manresa, o con el Madrid, o en Turín. Y no meterlo en Zaragoza ya es otra cosa, pero al final esto es baloncesto. El equipo venía haciendo un trabajo sólido. En Gran Canaria tuvimos solidez y opciones; hicimos un gran trabajo en Zaragoza, canastones suyos y no meter nos privó de la victoria. Por tanto el equipo, si mete algún tiro o alguna defensa más, hablaríamos de un muy buen trabajo".

Así, Casimiro insiste en sacar valor a actuaciones en otros encuentros que se saldaron con derrota: "Como profesional me agarro al trabajo que se realiza y no a los estados de ánimo. El equipo ha sido sólido mucho tiempo y esta vez, con la llegada de todos, es mucho más definitivo ver que el equipo recupera sensaciones".

"Entre las ventanas FIBA y este parón, este no es el ritmo de competición que hubiese elegido"

No obstante, tira también Luis Casimiro de exigencia a la hora de hablar del trabajo defensivo. Se dejó al Joventut en 63 puntos, pero no quiere que el análisis dependa exclusivamente de estadísticas: "Los números no son sinónimo de buena defensa. Si juegas con menos posesiones… No estás defendiendo excesivamente bien necesariamente. Y si hay tiros abiertos donde no tienen acierto con un 27%... Igual podíamos hacer más en defensa. No todo se basa en mirar si hay un guarismo de que 63 es buena defensa o si 80 o 90 son malas defensas".

Pese a ello, profundiza un tanto a la defensiva en detalles clave como el trabajo con Laprovittola, que se quedó en 10 puntos y tres de valoración: "El equipo estuvo sólido. No me vais a preguntar por la buena defensa a Laprovittola cuando nadie lo paraba con defensas individuales y colectivas, con no darle un solo tiro libre, que vive mucho de eso. Tuvimos solidez, aunque podríamos haber mejorado alguna que otra parte".

Y en cuanto a la tabla, así ve la situación: "Ahora mismo son dos victorias más basket average con Joventut. Es importante por ver luego dónde está cada uno y las posibilidades que hay. Hay que pensar que tenemos un esprint final de Liga que puede ser apasionante y hay que trabajar también para que sea así y que estemos orgullosos de nuestro trabajo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios