Entrevista a aleksa avramovic, jugador del movistar estudiantes “No ayudé al Unicaja como yo podía hacerlo”

  • El serbio tuvo un etapa fugaz en Málaga y mañana jugará por primera vez ante el Unicaja

Aleksa Avramovic gesticula durante un partido del Movistar Estudiantes. Aleksa Avramovic gesticula durante un partido del Movistar Estudiantes.

Aleksa Avramovic gesticula durante un partido del Movistar Estudiantes. / ACB Photo

Aleksa Avramovic (Cacak, 1994) tuvo un paso escueto por el Unicaja. Llegó en el verano de 2019 tras grandes temporadas en Varese, hizo una pretemporada en Málaga notable, pero cuando llegó la competición oficial apenas jugó 20 partidos. Ahora tiene mucho protagonismo en el Movistar Estudiantes, rival este domingo del Unicaja. Sin ningún rencor, con elegancia y asumiendo errores habla con Málaga Hoy de su etapa en Málaga y de cómo está en Madrid. Ahora es un jugador importante en el cuadro estudiantil, con 26 minutos por partido y más de 14 puntos de promedio con bastante protagonismo y balón.

–Lo primero es la salud. ¿Cómo le va a usted y su familia?

–La situación con el Covid-19 está normal ahora, no tenemos casos en la familia, casi todos pasamos la enfermedad en verano. El doctor me dijo que tenía anticuerpos, que ya había pasado el virus. No tuve ningún síntoma.

–¿Cómo le va en el Estudiantes?

–Tengo un otro rol en este equipo, el coach Zamora cree mucho en mí. En esta parte de la temporada no estoy jugando como yo puedo y sé que tengo que mejorar mucho y mejoraré en los próximos partidos.

–¿Adaptado a Madrid?

–Es una ciudad muy bonita, es una capital. Me siento muy cómodo, puedes hacer todo lo que quieras, cada día cosas diferentes. Es una ciudad con una población de 6-7 millones de personas, me gusta muchísimo un club como Estudiantes, es uno de los mejores en la Liga ACB. La organización está perfecta, el presidente, el coach Zamora, el general manager Iñigo, el team manager Javier...

–¿Nota el peso de un club histórico como el Estudiantes?

–La idea es ésa, queremos volver a estos años donde Estudiantes ganó la Copa del Rey o jugó semifinales y final de la Liga Endesa, queremos construir algo bonito, volver a esa ruta.

–¿Cómo recuerda su etapa en Málaga?

–Es una época de pocos meses. El inicio del todo estuvo bien, pero después no jugué mucho, no ayudé al equipo como yo puedo. Después fui al Estudiantes, tuvimos el coronavirus, ha parado la Liga, el baloncesto... Mucha gente queremos olvidar este año. Creo que es un año desastre, pero tenemos que dar un paso adelante.

–Firmó dos años con el Unicaja. ¿Por qué cree que no salió bien?

–Pudo ser un poco de todo, no pensé demasiado tampoco, rápidamente fui al Estudiantes. No hay que mirar sólo en una dirección, hacia el coach o hacia mí. Es así, es la vida, yo estoy ahora soy jugador del Estudiantes, muy bien aquí. Me siento preparado para dar todo lo que puedo y ayudar al Estu.

–¿Guarda un mal recuerdo de Málaga?

–No, no, para nada. Como organización, como ciudad... Todo estuvo perfectísimo, la gente en el equipo, jugadores, los entrenadores, mis ex compañeros... Son grandes personas. La ciudad es bonita, la gente es muy buena, te quiere ayudar siempre. Mi recuerdo es muy bueno. No jugué, es verdad, esto fue un problema para mí personalmente. Esto es sólo la única cosa que no fue bien.

–Allí está Edwin Jackson, otro ex jugador del Unicaja.

–Nosotros tenemos una buena relación. Se lesionó después del primer partido y volverá en febrero. Es una lesión en la mano derecha. Hemos hablado de Málaga, nos gusta mucho ciudad. Él se compró allí una casa bonita y le he dicho que tengo que ir a verla en verano.

–También está allí, debutó hace poco, Rubén Domínguez, un joven de 17 años que pasó varios años por la cantera del Unicaja.

–Rubén es un chico de mucho talento. Juega muy bien, no tengo ninguna duda de que será un gran jugador de baloncesto, que triunfará en el Estudiantes y en la selección española. Es un gran chico y tiene un talento increíble. Quiere entrenar mucho cada día, convertirse en jugador de baloncesto y estamos aquí para ayudarle.

–¿Le costó adaptarse a la ACB?

–La ACB es en mi opinión la más fuerte de toda Europa. Me gusta entrar dentro de una competición así, quiero crecer aquí y convertirme en muy buen jugador. Cuando juegas con los mejores tienes que dar lo mejor. Es una Liga muy fuerte, se puede decir que un nivel superior que Italia, seguro. No hay ningún equipo al que puedes ganarle sin dar lo mejor. Si no estás 100% no puedes ganar a ningún equipo, no puedes.

–¿Va ahora con la selección?

–Sí, estamos citados. Nos vamos a Finlandia, a una burbuja allí.

–¿Mantiene el contacto con Milosavljevic?

–Si Gagi hubiera estado desde el principio en Málaga y no se hubiera lesionado me hubiera ayudado mucho más, con el sistema, para adaptarme a Málaga... Es un gran tipo, una gran persona, una gran ayuda. Lleva 14 meses sin jugar al baloncesto, por esta situación del Covid no pudo entrenarse, nadie funcionaba bien y perdió 2-3 meses por el coronavirus. Pero ya una vez volvió de la misma lesión en la otra pierna y seguro que volverá más fuerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios