Entrevista a Golden Dike "Con Santi Aldama me entiendo increíble"

  • El pívot malagueño completó su segunda temporada en la NCAA al lado de la gran promesa del baloncesto español y analiza cómo ha sido su progresión, con los tiros libres como punto claro de mejora

Golden Dike, en un partido de Loyola Maryland.

Golden Dike, en un partido de Loyola Maryland. / Loyola Maryland

Golden Nmaemeka Dike Egun (Málaga, 2001) ha completado su segunda temporada en la NCAA, con la universidad de Loyola Maryland. Malagueño de raíces nigerianas, ha estado a punto de jugar la March Madness, el torneo final universitario, se quedó a una victoria. Acabó jugando 25 minutos por partido, con medias de 7.1 puntos, 6.2 rebotes y 2.2 asistencias, lastrado por el bajo porcentaje en tiros libres (29%), el principal problema en su juego que debe corregir. A su lado, quizá el gran proyecto del baloncesto español, Santi Aldama, con el que disfruta mucho jugando. A principios de mayo espera estar en España y hará los exámenes vía telemática entre el 9 y el 11 de ese mes. Desde Baltimore, sede de su universidad, atiende a Málaga Hoy para repasar la temporada en la NCAA.

-¿Cómo ha vivido la pandemia y ha afectado a las clases?

-En principio las clases iban a ser híbridas, pero los casos fueron subiendo y se decidió que fuera todo online porque muchos alumnos estábamos en cuarentena. Después del springbreak iban a volver ser híbridas, pero no sé lo que harán. Sinceramente, la pandemia ha estado mucho menos contolada que en España. En Estados Unidos hay muchos más huecos rurales y hay sitios donde apenas llegó, es verdad. Pero ahora se está vacunando a una velocidad increíble, para mayo está previsto que muchos estados estén completamente vacunados. No lo han controlado tan bien, pero ahora ya estamos en la ultima fase. Yo tengo varios problemas de alergias y estoy esperando volver a España para consultar con mi médico, que me aconseje qué hacer. En el estado de Maryland no ha sido muy dura la pandemia, pero en la universidad sí ha habido casos. Alumnos de 18-23 años, vida universitaria... Ha habido casos y ello ha derivado en que debíamos comer en las habitaciones y pasar cuarentena.

"Ahora en EEUU se está vacunando a una velocidad increíble, para mayo está previsto que muchos estados estén completamente vacunados"

-¿En su equipo tocó también?

-Por suerte sólo hubo un positivo en el Thanksgiving, a finales de noviembre, y otro una semana antes de empezar la Liga. La temporada entera hemos tenido suerte, hemos seguido las normas y ninguno ha pillado del Covid-19.

-¿Cómo le va académicamente?

-Más cómodo en el tema del inglés, a la hora de escribir más suelto y entiendo bastante mejor las clases. Ha sido raro por el online, estuve hasta octubre en Málaga y tenía clases hasta las 10:00 de la noche, por ejemplo. Pero tenía buenas notas. Es la universidad te piden unos mínimos que si no cumples te quitan la beca. Se puntúa sobre 4 puntos y el equipo tenía 3.3 de media y tuve 2.9 en la anterior evaluación y espero subir en la próxima.

-¿Y cómo ha sido esa temporada? La liga regular no pareció muy buena, pero finalmente se quedaron a un partido de la March Madness.

-El equipo tuvo muchas lesiones, después de todos esos meses parados todos estuvimos con problemas. Siete-ocho lesionados con problemas físicos y sólo uno con Covid-19. Sobrecargas, tirones, tendón... Entonces nos costó preparar la temporada. Cuando estábamos remontando hubo otro caso de Covid y son 10 días parados mientras los demás equipos estaban jugando. Los partidos que perdíamos eran por 2-3-1 puntos. Era frustrante porque estábamos ahí aunque no nos habíamos preparado de la mejor manera posible. Una vez acabó la temporada regular hablamos y dijimos que no debía haber excusas y que debíamos centrarnos en nosotros. En nuestro basketaverage teníamos +40 o +50 habiendo perdido más que ganado. Las victorias eran muy amplias y las derrotas, cortas. Sabíamos que no habíamos jugado bien, que habíamos hecho una temporada mediocre y teníamos ciertos problemas, pero fuimos a mejor. Fuimos a jugar con Navy y Army ya en el torneo de Conferencia de la Patriot League y demostramos corazón. A lo mejor no éramos mejores que ellos, pero queríamos más ganar. En la final, ante Colgate, ellos eran muy buen equipo y nos costó. No habíamos jugado contra ellos en todo el año, habían jugado menos partidos... Era una situación extraña. Pero ya sabemos que tenemos que dar ese nivel el año próximo.

Golden Dike intenta anotar durante un partido. Golden Dike intenta anotar durante un partido.

Golden Dike intenta anotar durante un partido. / Loyola Maryland

-¿Habrá muchos cambios la próxima temporada?

-Cara a la siguiente temporada, se van cinco seniors y el resto nos quedamos, 10. Van a venir dos serbios, aunque criados aquí en Estados Unidos. Aquí se trata mucho del físico. Si no tienes físico no vas a ningún lado. Si al físico le unes que los europeos entendemos mejor el juego, pues hay gusto por jugadores como nosotros.

"Aldama ha sido un espectáculo, pero tiene un margen de mejora que ni él mismo sabe, en cuanto mejore en selección de tiro, crezca algún centímetro y coja algo de peso..."

-¿Cómo ha sido su temporada? Le hemos visto mejorando sus números, pero con el lunar del tiro libre.

-Me está dando quebraderos de cabeza. Cambiamos la dinámica el verano pasado y tenía menos confianza. Es más difícil meterlos si no tienes confianza. Me he sentado con Ivo [entrenador ayudante que fue clave para su reclutamiento]. Hemos empezado a solucionarlo, algunos detalles para que tire más cómodo. Obviamente no voy a subir al 90% pero estoy convencido de que llegaré al 70-80%. Los puntos por partido no han subido más por el tema del tiro libre. Te tienes que centrar, es un tema de confianza, de saber que la voy a meter. En cuanto esto se solucione se va a reflejar en los puntos que meta por partido. Todo lo que he mejorado no se ha podido reflejar por eso. Es un poco triste, pero ahora me debe dar un impulso. Lo vamos a solucionar. Yo había tirado antes normalmente sobre el 60%, pero perdí un poco de confianza.

-¿Y ha cambiado su juego? Decía el verano pasado que tenía que poner en práctica el tiro a media distancia.

-Al principio de temporada sí que es cierto que tiré. Pero perdimos muchos partidos y en ese momento hay que centrarse sólo en lo que haces perfectamente, tratas de ganar partidos y ello no favorece el progreso en otras facetas. Es lo que te digo. Ya nos hemos sentado a hablar. Era un año muy importante, extraño por el Covid-19, pero me he notado mucha mejoría aunque no haya podido relucir en ataque. En mi año junior tengo que dar la explosión seria. Lo que he mejorado no se va a perder. En verano tiré de tres y de dos, estuve trabajando allí en Los Guindos con el Unicaja, tirando mucho. Sé que lo tengo dentro pero no se ha podido lucir.

-¿Y atrás?

-En defensa me he sorprendido a mí mismo. No tanto con intimidación, porque aquí tienen unas normas más estrictas que en Europa con no invadir el círculo del otro, pero utilizando el cuerpo, saltando en mi espacio. He mejorado en posicionamiento, 1x1 en defensa interior y exterior, en comunicación defensiva. Me he sentido bien en los cambios defensivos, que te dan mucha versatilidad. Aprovechando que teníamos a Santi Aldama, si el mío rotaba, él se quedaba con el grande y yo con el pequeño. Me he sentido cómodo defendiendo a pequeños. También he tenido buenos tramos con las asistencias, cuando empezamos a ganar partidos subí mucho mis números, tuve partidos de cinco y seis. Me sentía muy cómodo, veía el juego muy fácil. A finales de febrero, más rodados, estuve mejor. Si no me dejan meter, me hacían 2x1 y se la daba al compañero, a Santi le daba mucho. El juego de alto y bajo con él ha sido muy fácil. He mejorado en entendimiento del juego, con menos pérdidas también.

"A Aldama y a mí nos gusta mucho ver a Jokic, él se fija en Anthony Davis, a los dos nos encanta Luka Doncic, en Mirotic se fija mucho él también..."

-¿Es tan bueno como parece Santi Aldama?

-Yo creo que es mejor aún de lo que ha hecho y me duele decirlo porque ha sido un espectáculo, pero tiene un margen de mejora que ni él mismo sabe, en cuanto mejore en selección de tiro, crezca algún centímetro y coja algo de peso... A la temporada que hizo no se le puede poner ni un pero. Es un 2.10, pero sabe moverse con mucha facilidad, yo con él me entiendo de manera increíble. Él me da y yo le doy, nos comunicamos en español y tenemos ventaja, defendemos al 4 y al 5 rival indistintamente. Es una facilidad increíble la que tiene. A los dos nos gusta entender el juego, vemos vídeos de jugadores que entienden el juego muy bien, tenemos casi los mismos gustos. A los dos nos gusta mucho ver a Jokic, él se fija en Anthony Davis, a los dos nos encanta Luka Doncic, en Mirotic se fija mucho él también...

-Habló de que estuvo el verano pasado en Los Guindos.

-Fue bonito volver, que me dieran la bienvenida después de antos años y, bueno, olvidar las rencillas que había. Es Málaga, mi casa y Los Guindos está a 10 minutos de donde vivo. Le agradecí mucho que me dejaran trabajar allí, fue muy importante para mí. He estado muy pendiente de la temporada. Seguí mucho el partido de la Copa del Rey, qué pena lo del Barça, faltó tan poquito... Se va Eduardo ahora, parece que va a haber cambios, a ver si son para bien.

"Nzosa es muy versátil, rápido, taponador, es increíble cómo se mueve, no tiene miedo, salta contra cualquiera... Tiene un futuro muy grande. Ojalá juguemos juntos en el Unicaja"

-¿Ha visto la progresión de Nzosa?

-Hablo con él en vez de cuando, concidí en Los Guindos alguna vez cuando estuve allí trabajando y sí que tuve la posibilidad de hablar con él, tenemos una relación cordial, de vez en cuanto hablamos. Es una pasada, me recuerda a Amar Sylla, con el que coincidí en el Madrid. Yannick es más cinco, pero ha progresado mucho, es muy versátil, rápido, taponador, es increíble cómo se mueve, no tiene miedo, salta contra cualquiera... Tiene un futuro muy grande. Ojalá juguemos juntos en el Unicaja (risas). Nuestros amigos en común nos hacen la broma de que a ver quién se pone a jugar de cuatro y quién de cinco.

-Este verano parece que sigue firme la idea de celebrar el Europeo sub 20. ¿Tiene ganas de ir?

-Si me convocan, claro, es un regalo. Encima siendo la última oportunidad de competir en selecciones inferiores después de haber quedado campeones y ojalá poder repetir. Si se ponen en contacto conmigo y me eligen, encantando siempre de ir con la selección.

-¿Cómo le va a sus hermanos pequeños en Los Guindos?

-Kelly juega en el infantil. Es una lástima porque se está perdiendo años bonitos, importantes de la formación, con torneos como la Minicopa que no ha podido jugar. Intento transmitirle enseñanzas y valores que he ido aprenendo. Es una etapa importante, pero en el Unicaja está haciendo un trabajo increíble, a ver cómo sale. Manolo Bazán es el mejor entrenador que podía tener. Mi hermana Chelsea está en preinfantil de la EBG, a ver si entra el año que viene en el infantil del Unicaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios