Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Unicaja

Más allá de 2021

  • El Unicaja trabaja para ampliar a Carlos Suárez, Rubén Guerrero y Alberto Díaz, los tres jugadores que acaban el verano siguiente

Rubén Guerrero, Carlos Suárez y Alberto Díaz. Rubén Guerrero, Carlos Suárez y Alberto Díaz.

Rubén Guerrero, Carlos Suárez y Alberto Díaz. / Javier Albiñana

Hay coincidencia en el Unicaja en que se ha encontrado un camino con la apuesta por el jugador nacional, bien sea autóctono o de otra cantera. Con Alberto Díaz, Jaime Fernández, Darío Brizuela, Carlos Suárez y Rubén Guerrero, quinteto que coincidía en pista en unas semifinales de Copa del Rey, hay una base ilusionante sobre la que crecer. En estos tiempos mustios está bien también ilusionarse con lo que viene tras esta reclusión, sea esta temporada o las próximas. Hace un mes, este equipo se plantó en una final de Copa.

Jaime Fernández y Bouteille tienen contrato hasta 2022, Darío Brizuela hasta 2023. Carlos Suárez, próximo a cumplir 34 años, ampliará su compromiso hasta 2021 porque el club no ejecutará la cláusula de corte que hay en el contrato para seguir siendo el capitán.

Acaban en 2021 Alberto Díaz y Rubén Guerrero. Con el base malagueño ya hay conversaciones abiertas con su agente, Arturo Ortega, para ampliar su compromiso. Si no se hace antes de acabar la temporada, muy posible, en el verano se aceleraría para ampliar el vínculo con el base malagueño, que cumplirá 26 años en abril y tendrá los mejores años de baloncesto por delante, como Jaime, Bouteille y Brizuela. Convertido en icono del club por representar a la perfección los valores que se pretenden en los jugadores de la cantera, no ha detenido su progresión aunque tras acumular casi 200 partidos seguidos, lleva dos temporadas en las que las lesiones le han atacado.

Rubén Guerrero, mientras, dio desde enero un salto cualitativo enorme, aprovechando a la perfección el hueco de minutos que se liberó con la lesión de Elegar. El marbellí firmó en mayo pasado por dos años y lo que quedaba de temporada. Acabaría también en 2021. Es un perfil de jugador que no abunda, de hecho es el malagueño más alto que ha jugado a alto nivel en baloncesto. Por sus cualidades es un hombre apetecible para equipos de techo alto, pero aún le queda madurar y ganar continuidad. Y está en el hábitat correcto para hacerlo. El club confía en él y también se pretende abordar en verano su ampliación. Con ellos, más Francis Alonso (hasta 2022 tiene contrato), hay una vía para consolidar un proyecto que ha mejorado la pinta conforme ha pasado la temporada y que también pretende aportar un equipo en LEB Plata para dar salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios