Unicaja

Francis Alonso: sudor, minutos y puntos

Francis Alonso y Alberto Díaz celebran un triple.

Francis Alonso y Alberto Díaz celebran un triple. / ACB Photo / M. Pozo

Hay quien recuerda unas semifinales de unos Campeonatos de España cadete de comunidades autónomas en el que Francis Alonso metió 41 puntos al País Vasco en las semifinales y después ajustició a Cataluña en la final con 23. Compartía equipo con ahora un All Star de la NBA, Domas Sabonis. De eso hace justo 10 años. Tenía 15, pero al jugador malagueño ya se le veían hechuras de jugador de élite. Era referencia anotadora en el junior después, también en la selección española, con la que fue oro europeo sub 20. Y qué decir de su paso de la universidad, Greensboro, en la que fue ídolo y marcó una época, llevando a la March Madness al equipo. Como anotador, batiendo récords triplistas.

Alonso va a cumplir 26 años en breve, pero es sólo la tercera temporada como profesional del exterior malagueño, que ha vivido un master acelerado de maduración. El anotador compulsivo ha tenido que evolucionar para rascar minutos, moldear su juego. No sólo vale con anotar. Partiendo atrás en la rotación ha acabado teniendo un protagonismo mayor del esperado con Casimiro, Katsikaris y, ahora, con Ibon Navarro. No en lo que luce y a él le gusta, pero es lo que demanda el equipo. Quizá haya sido Francis uno de los jugadores que mejor haya captado lo que demanda Ibon Navarro, la filosofía que el vitoriano quiere implantar en el Unicaja.

En los cuatro últimos partidos, el protagonismo ofensivo de Francis Alonso se ha disparado. Promedia 16 puntos, con un 53% en triples y un 92% en libres. La baja de Jaime Fernández ha ayudado a que los exteriores tengan más minutos y tiempo para expresarse en pista. Pero Ibon Navarro exige unos mínimos. Quienes no lo dan van al banquillo. El momento crítico en Gran Canaria y Oostende ha sido el peor en esta trayectoria incipiente de Navarro en Málaga. Después se ha rehecho con tres victorias seguidas por 14 puntos o más, diferencia por la que en ACB no se había ganado antes en toda la temporada antes de la llegada de Navarro. En esa solidez ha contribuido bastante Alonso, con minutos de calidad como dos y como tres. Partiendo desde el sudor y del esfuerzo defensivo está teniendo minutos. Y, últimamente, más tiros y protagonismo ofensivo. Y la sensación es que aún queda margen para optimiza su uso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios